Retiran la custodia compartida a un padre en Vigo por «desidia y dejadez» en el cuidado de su hija

El Tribunal sostiene que se han demostrado factores que revelan «una mucho mayor implicación de la madre»

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ha estimado el recurso de apelación presentado por una madre, retirando así la custodia compartida a un padre por su «desidia» y «dejadez de funciones».

En primera instancia el juzgado había acordado el divorcio de la pareja y la custodia compartida de la hija -de tres años de edad-, con una pensión mensual de alimentos a cargo del padre a favor de la menor de 100 euros. Sin embargo, la madre presentó un recurso de apelación solicitando la custodia para ella ya que «cuida desde siempre a la menor en todas las facetas de la vida frente a la falta de dedicación del recurrido».

Sobre esta base, el Tribunal sostiene que se han demostrado factores que revelan «una mucho mayor implicación de la madre», y considera que los cuidados de la menor «corresponden siempre a la madre» habiendo «dejación, sin causa justificada, por parte del padre».

«Debemos inferir la falta de la usual, precisa, plena y exigible dedicación del padre a la menor en aspectos tan importantes de su vida como la salud, educación y actividades lúdicas», apunta la sentencia.

De este modo, el Tribunal fija la custodia exclusiva de la madre, si bien establece «un régimen de amplia comunicación paternofilial». Así, el padre, al que le consta una causa penal abierta por maltrato en el ámbito familiar, tendrá a la niña en fines de semana alternos y durante la mitad de las vacaciones, y podrá realizar una o dos visitas intersemanales.

Además, se fija como pensión alimenticia para la hija 300 euros mensuales a cargo del padre.