Renfe prohíbe desde hoy el acceso con patinetes eléctricos a sus trenes

La medida no solo afecta a los patinetes eléctricos, sino también a los monociclos o cualquier otro dispositivo de movilidad personal eléctrico o dotado de baterías, con excepción de los vehículos de personas con movilidad reducida y las bicicletas eléctricas

Renfe prohíbe desde hoy, martes 12 de diciembre, el acceso con patinetes eléctricos a todos los trenes de viajeros. La medida afecta tanto a los de Cercanías y Regionales como a la Alta Velocidad y Larga Distancia (AVE, Avlo, Alvia, Avant, Euromed e Intercity).

Esta prohibición se basa en la situación de peligro generada ante incendios de baterías que se han registrado en algunos transportes públicos por manipulación de la batería, desperfectos por golpes, paso del tiempo o utilización de cargadores diferentes.

La medida no solo afecta a los patinetes eléctricos, sino también a los monociclos o cualquier otro dispositivo de movilidad personal eléctrico o dotado de baterías, con excepción de los vehículos de personas con movilidad reducida y las bicicletas eléctricas.

Renfe subraya que la decisión se adopta atendiendo a criterios de salud pública y de seguridad de los viajeros, y es similar a otras producidas en distintas ciudades de España y de Europa.

Una vez en vigor la medida, Renfe advierte de que podrá obligar a un viajero a abandonar el tren si lleva un objeto, equipaje o vehículo que represente un riesgo para la seguridad y el buen funcionamiento del transporte, o para la seguridad de los demás viajeros.

En las estaciones de Cercanías gestionadas por Renfe se informará de la prohibición si se detecta a un viajero con patinete eléctrico, e igualmente se podrán hacer inspecciones aleatorias con interventores y agentes de seguridad.