PSA Vigo plantea un ERTE tras la paralización de la producción

La medida se enmarca en la decisión adoptada por el grupo para las fábricas de España y Portugal a causa de la crisis del Covid-19

Hace una semana, el grupo automovilístico PSA anunciaba el cierre progresivo de todas sus plantas de producción en Europa como consecuencia de la extensión del coronavirus en el viejo continte. Una decisión que, siete días después, ha derivado en el planteamiento de un ERTE ante la imposibilidad de producir. Algo a lo que, como es lógico, no escapa la planta de Vigo.

Aquí, la dirección de PSA Peugeot Citroën en Vigo ha trasladado hoy a los sindicatos la intención de solicitar el mencionado Expediente Regulación Temporal de Empleo «por causa de fuerza mayor». Según apuntan fuentes del comité, la empresa ha presentado una memoria justificativa para iniciar la negociación de dicho ERTE.

En un comunicado conjunto, los sindicatos CIG, UGT, CC.OO., y CUT, han advertido de que, si bien la empresa concretará su posición en las próximas horas, exigirán que la regulación afecte a todos los trabajadores de la factoría de Balaídos, alrededor de 7.000.

Entre las demandas de las centrales figura también que se incluya en la negociación el cien por ciern de las pagas extras y las vacaciones, que se mantenga a los eventuales con «como mínimo de un año de contrato», que se respeten los días de convenio individuales para este ejercicio, que se asegure el cobro de la prima variable, o que se mantengan los 10 días de ‘adecuación de jornada’ una vez que termine la vigencia del ERTE.