El presidente del Grupo PSA ha asegurado que la compañía francesa todavía dispone los componentes necesarios para llevar a cabo sus actividades en sus plantas de producción europeas

Carlos Tavares ha afirmado que no pierden de vista el impacto del virus y que están realizando un análisis «intenso» a la enfermedad, que tal y como ha resaltado, tiene una repercusión en toda la industria a nivel mundial y no solo en lo que respecta al sector automovilístico.

En la actualidad, el grupo PSA solo se abastace de componentes fabricados en China en un porcentaje que supone entre el 3% y el 4%, por lo que ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad anunciando también que a partir del próximo 11 de marzo se reanudará la actividad en las fábricas de la provincia de Hubei. Desde el Grupo PSA han destacado que se sigue trabajando desde las plantas europeas para garantizar todas las entregas a clientes y que ante esta situación de incertidumbre provocada por el coronavirus se han potenciado soluciones alternativas que agilicen el suministro de componentes como puede ser el transporte aéreo.

«No queremos depender estratégicamente de nuestros proveedores asiáticos», ha subrayado Tavares, señalando la relevancia de crear un proveedor de baterías a nivel europeo para de esta forma tener una menor dependencia de una única fuente de suministro para sus modelos eléctricos.

A este respecto, el presidente del grupo ha asegurado que la electrificación en PSA «ya es una realidad», con una docena de vehículos con sistema de propulsión eléctrico. De esta forma el grupo ya se ha asegurado el cumplimiento con los objetivos de emisiones de CO2 en los meses de enero y febrero fijados por la Unión Europea. Los niveles actuales en sus vehículos están situados en una media 93 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El objetivo de la compañía para este 2020 será el de cumplir los objetivos mes a mes, y ha destacado que para lograrlo tendrán una gran importancia los modelos ‘cero emisiones’, como es el Citroën AMI, un vehículo 100% eléctrico que dispone de 70 kilómetros de autonomía.