Porro califica de «esperpento» la reforma de Balaídos

La delegada de la Xunta rechaza participar en la reforma y alerta del riesgo de que el Celta abandone Vigo

La delegada de la Xunta en Vigo, Corina Porro, ha califica hoy de «esperpento» la reforma de Balaídos, una obra que ha calificado de «chapuza» y sobre la que ha criticado que la financiación tenga salir «del bolsillo de todos los vigueses» cuando «había otras fórmulas» para llevarla a cabo.

Ardan

Porro -que ha comparecido ataviada con una camiseta del Celta-, ha rechazado que el Ejecutivo gallego vaya a cofinanciar la reforma del estadio, tal y como reclama el gobierno municipal. Así, ha señalado que la Xunta no ha aportado dinero en las reformas de «ningún estadio municipal profesional».

«La Xunta es consciente de que las obras son necesarias, pero había otras fórmulas», ha indicado la delegada territorial, quien ha incidido en la conveniencia de que se hubiera pactado una concesión al Real Club Celta, «que es el único usuario», y que el propio club hubiera hecho la inversión para reformar las instalaciones según sus necesidades.

Es una una inmensa chapuza pagada del bolsillo de todos los vigueses

Por contra, ha criticado, el gobierno municipal optó por asumir la reforma, que se convirtió en «una inmensa chapuza pagada del bolsillo de todos los vigueses», con «errores, sobrecostes, retrasos, y reformas de las reformas». «La Xunta no va a participar en ese esperpento», ha proclamado. Por este motivo ha denunciado que ni siquiera están claras las inversiones que se han hecho ya, porque esas cuentas son «un jeroglífico imposible de descifrar».

Además, ha añadido, «lo más preocupante» es que se corre el «riesgo» de que el Celta «deje de jugar» en Balaídos, un escenario del que ha responsabilizado al alcalde Abel Caballero por poner «palos en las ruedas».