La líder de Cs en Galicia, Beatriz Pino, ha mantenido, junto con el eurodiputado, Adrián Vázquez, y la diputada, María Carmen Martínez Granados, un reunión telemática con los responsables de la Cooperativa de Armadores de Vigo, para analizar y buscar soluciones a las posibles consecuencias que tendrá para este sector la crisis de la Covid-19

“Cs trabaja ya en la elaboración de un decálogo con medidas concretas de apoyo y ayuda para el sector pesquero”. Así lo ha asegurado este jueves la líder de Cs en Galicia, Beatriz Pino, tras mantener, junto con el eurodiputado, Adrián Vázquez, y la diputada, María Carmen Martínez Granados, un reunión telemática con los responsables de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI). Una reunión en la que se ha analizado la difícil situación por la que atraviesa el sector pesquero, y en la que se han expuesto posibles medidas de apoyo y ayuda para paliar las consecuencias que está teniendo ya, para este sector, la crisis de la Covid-19.

La responsable de la formación liberal ha mostrado su “enorme preocupación” por las posibles consecuencias que esta crisis tendrá para Galicia en relación al sector pesquero, al ser, ha dicho, “uno de los sectores más importantes en la economía gallega, y que genera miles de puestos de trabajo en nuestra comunidad”. En este sentido, ha asegurado que “es muy temprano para analizar en profundidad el impacto, pero lo habrá, y con muchas consecuencias negativas para nuestra tierra, y por ello queremos mostrar todo nuestro apoyo al sector de nuestra pesca que ahora mismo se siente desprotegido y vulnerable frente al Covid, principalmente por la falta de equipos de protección (EPIS) en las tripulaciones de las embarcaciones, mientras desempeñan su importante trabajo”.

Pino ha explicado la importancia, hoy más que nunca, de “mantenernos unidos, hacer caso a los especialistas y a las instituciones, y apoyar sin fisuras las medidas que la Xunta, el Gobierno de España y la UE están tomando en relación al sector” pero ha insistido, “son medidas que se deben reforzar teniendo en cuenta que este sector es clave y prioritario para asegurar el abastecimiento de nuestros mercados”.

En esa medida, Beatriz Pino ha señalado como principal problema el enorme descenso en las ventas que está sufriendo el sector desde el pasado día 14. Sirva como dato, la enorme caída de las ventas en lonjas gallegas, desde la entrada en vigor del estado de alarma, se han desplomado hasta unos 300.000 kilos, lo que supone 5 veces menos que los 1.600.000 kilos que hubo en tres días similares laborables de mediados de marzo de 2019. “Ante este desplome de ventas por el cierre de su principal canal de venta que es ORECA, tal y como nos trasladan desde ARVI, toca apoyar más que nunca a este sector primordial en nuestra cadena de alimentación”. Sobre todo, ha explicado Pino, hay que asegurar que pueda seguir funcionando, y para ello nuestros pescadores deben faenar en las condiciones de seguridad exigidas, para evitar así contagios masivos en las tripulaciones. “Es vital por tanto garantizar su protección con buenos equipos EPI de protección. Si no garantizamos la salud de nuestros pescadores, pueden caer enfermos, no podrán trabajar y podemos quedarnos sin suministro”.

La responsable de la formación naranja ha explicado que los armadores ha pedido “medidas más contundentes por parte del gobierno, como la moratoria en el pago de tasas portuarias en casos de flotas más pequeñas, o mayor flexibilidad en los trámites de papeleo”, entre otras muchas medidas que han recogido los responsables de la formación naranja. 

Una reunión muy importante tras la que se terminará de redactar el decálogo de medidas de apoyo al sector en el que se está trabajando. “Un documento que quiere servir de apoyo a este sector tan importante y fundamental para los ciudadanos como es el sector de la pesca, que supone a día de hoy más del 2% del PIB de Galicia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí