Piden 44 años de cárcel para el acusado de asesinar a su hermana y su sobrina en Soutomaior 

La bala alcanzó el corazón de la madre, mientras que en el caso de la joven el disparó afectó al esternón, tras lo que le colocó el cañón del arma en una mejilla y debajo de una clavícula causando en su piel tres quemaduras semicirculares

Miguel G.R., acusado de asesinar a su hermana y a su sobrina, a las que disparó con una pistola semiautomática en 2020 en Soutomaior, se enfrenta a una petición de 44 años de cárcel por las distintas penas que solicita para él el Ministerio Fiscal. El juicio, que se desarrollará con un tribunal del jurado, se celebra esta próxima semana en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Tal y como señala la Fiscalía, los hechos ocurrieron el 21 de agosto de 2020, a primera hora de la tarde, cuando las víctimas, madre e hija, de 62 y 26 años de edad respectivamente, acudieron a la infravivienda en la que vivía el acusado para reclamarle una escalera. Sin que se haya aclarado si se produjo una disputa entre ellos, el hombre cogió una pistola automática de calibre 9 mm, para la que no tenía licencia, y disparó a quemarropa a su hermana y a su sobrina, sin que tuvieran posibilidad de defensa.

La bala alcanzó el corazón de la madre, mientras que en el caso de la joven el primer disparó afectó al esternón, tras lo que le colocó el cañón del arma en una mejilla y debajo de una clavícula, causando en su piel tres quemaduras en forma semicircular. Ambas fallecieron casi al instante.

Al poco de que se sucediesen los dramáticos hechos, un vecino llegó al lugar para entregarle al acusado un teléfono móvil que le había encargado. Al llegar, le confesó que acababa de matar a su hermana y a su sobrina, y le pidió que avisase a la Guardia Civil.

Por estos hechos, el ministerio público considera al acusado autor de dos delitos de asesinato y uno de tenencia ilícita de armas, y pide que se le aplique la circunstancia agravante de parentesco, y la atenuante de confesión. Así, reclama que se le impongan penas que suman 44 años de prisión, y que indemnice a la pareja de su hermana en 112.400 euros; al padre de su sobrina, en 107.100 euros; y al hijo y hermano de las víctimas, su sobrino, en 72.000 euros.