Padres vigueses preguntan por qué se ayuda a familias de fuera y no a ellos que pagan sus impuestos en Vigo

Exigen al alcalde, Abel Caballero, una respuesta ante la orden de ayudas para la adquisición de libros y material escolar, que los deja fuera al tener a sus hijos matriculados en centros educativos del área metropolitana

Subrayan que se sienten “discriminados” ya que “nadie se ha puesto en contacto con nosotros” pese a la promesa del regidor de buscar una solución

Un amplio grupo de vecinos de Vigo, compuesto por padres y madres de colegios afectados, miembros del AMPA del colegio Lar, y profesores de otros centros como el Estudio y el Vigo, continúan sin respuesta por parte del alcalde, Abel Caballero, ante la denuncia que efectuaron hace ya casi dos meses sobre la nueva orden de ayudas anunciada por el gobierno local para la adquisición de libros y material escolar, y que, con este fin, dotará con 205 euros a cada alumno matriculado en Infantil y Secundaria en Vigo.

Esta orden, subraya el colectivo, es “claramente discriminatoria” toda vez que los deja fuera pese a estar empadronados en Vigo y pagar sus impuestos en la ciudad. Por el contrario, recuerdan, la línea puede ser solicitada por vecinos censados en municipios de fuera de Vigo que tienen a sus hijos matriculados en algún centro educativo de la urbe.   

Así, por ejemplo, se subvencionará a quienes viven y están empadronados en Nigrán, pero tienen a sus hijos en el Colegio Apóstol Santiago-Xesuitas Vigo o en Montecastelo, dejando fuera a los que viven y pagan sus impuestos en Vigo, pero tienen escolarizados a sus hijos en el Colegio Vigo en Redondela, en el colegio Lar en Mos, en el Colegio Estudio en Nigrán, o los que tienen hijos escolarizados en el Centro Gallego de Tecnificación Deportiva de Pontevedra.

En este escenario, los agraviados se preguntan por qué se ayuda a familias de fuera y no a ellos que pagan sus impuestos en Vigo. Una discriminación que se agrava, reiteran, si se considera que el propio alcalde, Abel Caballero, ha subrayado en numerosas ocasiones que no tiene sentido que los vigueses paguemos ayudas a los que viven fuera de Vigo, argumento empleado para justificar que la ciudad no se sume al transporte metropolitano.

Ante esta situación, los padres y madres, AMPAs y profesores marginados subrayan que se sienten “discriminados”; una sensación que aumenta toda vez que, a día de hoy, “nadie se ha puesto en contacto con nosotros” pese a la promesa del regidor de buscar una solución.

Asimismo, los afectados continúan esperando respuesta al recurso que plantearon en su momento contra estas ayudas por ser discriminatorias, ya que la propia orden indica que la finalidad es ayudar las familias para paliar los efectos de la actual crisis económica, de forma que los gastos inherentes al nuevo curso escolar le resulten menos gravosos. “Tan gravoso le resultará al mismo ciudadano de Vigo que tiene a su hijo escolarizado en Vigo, como al que lo tiene fuera de Vigo”, argumentan.

El colectivo afirma que continuará denunciando esta “injusticia”, ya que las ayudas discriminan a miles de padres empadronados en Vigo, que pagan sus impuestos en Vigo, y que no pueden solicitar la ayuda porque tienen a sus hijos escolarizados en colegios de Redondela, Ponteareas, Cangas o Mos; y benefician, en cambio, a quienes no están empadronados en Vigo y que no pagan sus impuestos en la ciudad.