Pablo Cabello e Iria Eguía, nuevos campeones nacionales tras una jornada final con una sola regata

Tone Pérez y Luis Wizner ganaron la única regata del último día, insuficiente para que el patrón vigués firmase el tetracampeonato

Pablo Cabello (Vigo, 1976) e Iria Eguía (Vigo, 1992), tripulación del Real Club Náutico de Vigo, se han proclamado este domingo campeones nacionales de Vaurien, aquel por séptima oportunidad, ésta por vez primera, tras una cuarta y última jornada en la que solo al filo de las tres de la tarde la flota pudo disputar una regata del sexagésimo Campeonato de España, Copa Deputación, de la clase internacional Vaurien celebrado en la Ría de Vigo.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Escaso viento del suroeste y tráfico marítimo se aliaron para dejar a la flota en tierra toda la mañana, lo que supuso una nueva frustración para las veintiocho unidades que sí acudieron a la cita estatal más importante del año, sobre 29 tripulaciones inscritas y una preinscripción de 32 barcos. El parte meteorológico de la Semana Santa descartó a última hora a regatistas de Madrid y Extremadura, además de que ya se conocía desde días antes la ausencia de dos tripulaciones de trascendencia, las de Francesco Zampacavallo y Carlos Francés y el irlandés Tim Corcoran e Ignacio Giménez, todos de la flota valenciana.

Finalmente el Comité de Regatas pudo montar un área frente al puerto pesquero. Eolo entró de golpe, con unos 20-25 nudos, y algunas tripulaciones descartaron salir, caso de la representación lusa. El hasta este domingo defensor del título, “Tone” Pérez, acabó el campeonato como empezó el sábado, es decir, ganando con Luis Wizner. Pero sus dos triunfos parciales no le sirvieron para retener el título, que se llevaron Pablo Cabello e Iria Eguía con sus tres victorias. Pablo e Iria supieron mantenerse en los puestos de podio en la quinta regata de la serie (segundos) para asegurarse el campeonato.

La jornada dio para poco aunque la única manga resultó muy dura, con roturas y vuelcos incluidos. Cabello y Eguía, sabedores de que, con ola, la victoria iba a ser para Tone -la regata se disputó ya con más de veinte nudos-, vigilaron a su compañero de club para evitarse problemas. Jugaban también con el reloj, pues se daba por hecho que no había posibilidad real de celebrar una sexta manga: las instrucciones de regata impedían cualquier señal de salida después de las cuatro de la tarde. Y así fue. Luego, a tierra antes de que a las cuatro y media llegase el portacontenedores liberiano Contship Zen procedente de Tánger.

Campos y Bastos también salvaron su lugar en el podio. Se lo jugaban con Alain Arri (CN Hondarribia) y José Ignacio Fernández (CV Barlovento), empatados a 11 puntos netos. Arri rompió la caña del timón en una planeada y ya se quedó fuera de la lucha por el tercer cajón al no poder completar la prueba.

Sin los lusos para dar respuesta a la flota local, los Sub-23 Pedro Fernández (Marítimo de Canido) y Carolina Iglesias (RCN Rodeira) ocuparon la tercera plaza de la regata del día para subir al quinto puesto en la clasificación general final. Además, Nicolás González y Martín Pérez (RCN Vigo), que el sábado lideraban la clasificación Sub-23, volcaron en el primer largo y no pudieron acabar la manga; eso les costó que el título nacional Sub-23 fuese para Pedro Martínez (RCN Vigo) y Marcos Paz (RCN Rodeira), por un margen de dos puntos (30 por 28).

En categoría Sub-17, victoria para Fernando Campos (Marítimo de Canido) y Alejandro Reboredo (RCN Vigo). En féminas ganaban Alba Abril y María Lefler (CN Fluvial As Pontes), superando a cuatro tripulaciones. Y no es que la participación femenina fuese escasa (un 30%), sino que en Vaurien funcionan las tripulaciones mixtas.

La entrega de trofeos estuvo encabezada por el presidente del Real Club Náutico de Vigo, José Antonio Portela, que contó con representantes de su directiva, y la asistencia del concejal de Deportes, Manel Fernández, de AsVaurien España y de la Real Federación Gallega de Vela.