Once años de cárcel para la trabajadora social que abusó de una niña que conoció en un centro de menores

El auto explica que cuando la mujer fue expulsada del centro tuvo una relación sentimental con la menor, en el curso de la cual cuando estaban solas, tuvieron relaciones sexuales plenas

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ha condenado a 11 años de cárcel a la trabajadora social que abusó de una niña de 13 años a la que había conocido en un centro de menores de Redondela.

Los magistrados la consideran autora de un delito continuado de abuso sexual, por lo que, junto a la pena de cárcel, le imponen la inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión u oficio que implique relación o contacto con menores de edad por cinco años más que la pena privativa de libertad.

También se le ha condenado a libertad vigilada durante ocho años y la prohibición de aproximarse a menos de 100 metros de la víctima o comunicarse con ella por el tiempo de 15 años. Además, tendrá que abonar una indemnización a la víctima de 8.000 euros.

Los hechos ocurrieron a partir de marzo de 2019, cuando la ahora condenada habría iniciado una relación sentimental con la menor.

La Audiencia considera como hechos probados que la procesada, aprovechándose de sus funciones y de la ascendencia que tenía sobre la niña, así como su propia situación de desamparo, inició a partir del mes de marzo de 2019 una conducta de aproximación más íntima hacia la menor, prestándole mayor atención que al resto de los niños del hogar de acogida, lo que contribuyó a ganar su confianza.

El auto también explica que desde es mes hasta septiembre de ese mismo año, cuando la trabajadora social fue expulsada del centro, la condenada tuvo una relación sentimental con la menor, en el curso de la cual cuando estaban solas, «tuvieron relaciones sexuales plenas».

Esto habría ocurrido en varias ocasiones en diferentes viajes realizados por ambas a Santiago de Compostela o a Italia, así como también en un domicilio de Arcade.