Este ha sido el número de denuncias tramitadas por los cuerpos y fuerzas del orden tras detectar a grupos de personas, que haciendo caso omiso de la prohibición contemplada en el estado de alarma, paseaban por la ciudad.

El alcalde de Vigo, a raíz de estos hechos ha vuelto a insistir en rueda de prensa en la importancia de respetar las normas aplicadas ante esta situación de riesgo de propagación del COVID-19. En este sentido, ha señalado que la gente debe permanecer en sus casas porque «está prohibido pasear por las calles, playas o parques de la ciudad».

Tal y como informaba en el día de ayer VIGOHOY, la división de la BRILAT del Ejército de Tierra se ha unido a las patrullas por la ciudad junto a la Policía Local y la Policía Nacional. En el caso de la BRILAT, se comenzó con un despliegue de 31 efectivos y siete vehículos que hoy alcanzará los 80 efectivos y once vehículos como medida de refuerzo para mantener la norma de «calles vacías» durante el periodo de cuarentena.