Nueva derrota, viejos vicios

El Celta de Oscar García cae ante el colista tras una preocupante primera hora de partido

Los vigueses desaprovechan la oportunidad de abandonar los puestos de descenso

Viejos vicios y una nueva derrota. Así de simple es el resumen de un Leganés – Celta que permitió al mexicano Javier Aguirre lograr su primera victoria al frente equipo pepinero, tras iponerse por 3-2 en un choque que, antes de la hora de juego, parecía sentenciado al reflejar el marcador un claro 3 -0.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Un remate de Araujo y el orgullo de Iago Aspas permitió a los celestes mantener viva la ilusión hasta el final, e ya con uno menos pudo incluso consumar lo que hubiese sido una injusta igualada.

Antes, dos imponentes goles de Óscar Rodríguez habían hecho justicia con lo visto, que ofrecía un panorama desolador al descanso para los vigueses, pese a que el Toro Fernández fue expulsado por un encontronazo con Tarín. Carentes de uno de sus puntales ofensivos, sin cambios y con un futbolista menos; quedaban pocos argumentos ya para creer en una remontada.

Los inventó de la nada Iago Aspas, uno de esos futbolistas capaz de encender la luz en la oscuridad más absoluta. Una acción individual portentosa, nacida de un cambio de ritmo y cincelada a base de fintas, la culminó con una definición cruzada. No fue suficiente esta vez, pero no cabe duda de que es el faro celeste. Con él, hasta lo difícil es más sencillo. Incluida la salvación.