Nos mean encima y dicen que llueve

Foto: Facua

«No diré que sea culpa del Gobierno socialista de Pedro Sánchez que el precio de la luz se haya disparado. Aquí entran en juego años de política energética por discutir, y el rumbo actual de la geopolítica internacional, esa que hace de nosotros títeres de un mundo por explotar. Pero sí que es culpa del Gobierno socialista de Pedro Sánchez tratarnos como a estúpidos»

Ahora que comienza a llegar -con camuflado retraso, intentando que caiga en el olvido lo imposible-, la factura de la luz de enero a muchos vecinos de Vigo, es un buen momento para recordar un tuit del PSOE el 14 de enero de 2022. Antes de ayer como quien dice. El texto del mismo, acompañado de un vídeo para la ocasión, dice, textualmente: “Hemos conseguido igualar la factura de la luz del 2021 a la del 2018. Ante el catastrofismo de la derecha, un gobierno que trabaja por el bienestar de los españoles y españolas”.

Miren ustedes, no diré que sea culpa del Gobierno socialista de Pedro Sánchez que el precio de la luz se haya disparado. Aquí entran en juego años de política energética por discutir, y el rumbo actual de la geopolítica internacional, esa que hace de nosotros títeres de un mundo por explotar. Pero sí que es culpa del Gobierno socialista de Pedro Sánchez tratarnos como a estúpidos, mearnos en la cara mientras que luce esa sonrisa impostada que le permite afirmar, sin inmutarse, que sólo es lluvia.

La realidad, siempre caprichosa, termina por demostrar que es pis, aunque sea presidencial, claro. Una constatación que ofrecen las gráficas del propio recibo, donde uno comprueba, sorprendido, que el PSOE miente o que su vista decae. Allí, en enero de 2021, la gráfica ofrece más consumo, y entonces pagó bastante menos. ¿Cuánto menos? Sólo Dios lo sabe, aunque los hombres pueden acercarse al resultado.

Hoy, 16 de febrero, en un supuesto día bueno para el denominado ‘pool’ eléctrico en los tiempos que corren, el coste medio del megavatio hora se sitúa en 178 euros. El segundo más bajo en lo que va de febrero, ojo. Y resulta que es un 642% superior al coste de hace exactamente un año: 23,98 euros/MWh el 16 de febrero de 2021. “Ante el catastrofismo de la derecha, un gobierno que trabaja por el bienestar de los españoles y españolas”. Ahí queda eso.

Una forma de operar extensible a nuestro Vigo, donde otro gobierno socialista cobra los impuestos más altos de Galicia mientras que afirma exactamente lo contrario; deja sin ejecutar decenas de millones cada año mientras presume de ahorrar dinero -una administración no debería jactarse de eso, pues es dinero quitado a las familias para hacer algo con él, no meterlo en una caja-; o busca siempre fuera al culpable de los problemas que hay en Vigo.

Porque como las meigas, habelos hainos, el caso es dar con ellos, aunque a veces las luces no nos dejen ver las sombras. Y si se aprecian, ya saben: será el catastrofismo de algún pobre infeliz.