En el día de ayer, a las 00:15 horas, una Patrulla de la Policía Local de Vigo se encontraba en la calle Jenaro de la Fuente realizando labores de control del tráfico en el ámbito de la Seguridad Vial.

Llegando a la intersección con la calle Aragón, observaron pasar una motocicleta a gran velocidad en sentido a la peatonal del Calvario. Tratando de darle alcance, comprobaron como seguía circulando a gran velocidad por la calle Portela y al llegar a la intersección con Palencia accedió a la acera para salir a la Avenida de Emilio Martínez Garrido.

Los agentes, sin perderla de vista, activaron los dispositivos luminosos, pero la moto continuó por la Avenida Emilio Martínez Garrido en sentido descendente rebasando el semáforo a la altura de la calle Valladolid en fase roja. Al llegar a la rotonda con Pateira giró por esta última, hasta el acceso al parque móvil municipal. Continuó por la calle Bagunda, para posteriormente introducirse en Severino Cobas donde se detuvo al darle alcance el indicativo policial.

El conductor de la motocicleta resultó ser J. R. Á. L de Vigo y 39 años de edad. Los actuantes durante la entrevista personal, comprobaron que presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos del consumo de bebidas alcohólicas. Por este motivo, procedieron a realizarle las pruebas preceptivas de determinación del grado de impregnación alcohólica, arrojando estas un resultado positivo de 0,51 y 0,49 mg/l de alcohol por aire expirado, lo que no excede el límite penal establecido.

Por ello fue denunciado administrativamente, así como por conducir de forma temeraria y por rebasar el grupo semafórico observado por los agentes. La cuantía de las sanciones ascienden a 1.200 euros y supone la pérdida de 10 puntos del carné.