MASTER. ROGER FEDERER

Mucho se ha escrito de Roger Federer, nacido en Basilea un 8 de agosto de 1981. El mejor de la historia, el tenista perfecto, un número 1 incomparable… «Después de superar los 14 grandes de Sampras todo lo demás ha sido un bonus, y llegaron cinco más», reconoce. Su gran obsesión era completar el ‘Grand Slam’, algo complicado con Rafael Nadal jugando y ganando casi todas las ediciones de Roland Garros. Pero lo hizo. Ahora, tras la retirada del que ha sido considerado como “la elegancia del tenis”, retomamos su reciente biografía autorizada, la más completa de las publicadas hasta la fecha.

Autor: Christopher CLAREY – Editorial: PLANETA. Barcelona, 2021 – Páginas: 456 – Género: Biográfico – Público: General


El género literario de las biografías está alcanzando en los últimos años algunos hitos en superventas, pero no porque los personajes biografiados sean grandes prohombres de la humanidad, sino por su tirón más inmediato. Véase las biografías de Belén Esteban, Jorge Javier Vázquez, Nena Daconte… o la de Amancio Ortega, sin ir más lejos. Libros que, en cualquier caso, no van a tener más recorrido que el que ya han tenido hasta la fecha, y que no van a ser reeditados en un futuro, como sí ha ocurrido con el diario de Anna Frank o la de Magallanes.

Dentro de ese género, en los últimos años han surgido las biografías de los deportistas más laureados, o más conocidos, o de los que más podemos aprender. Podemos revisar los nombres más conocidos, nacionales e internacionales, que de cada uno ha salido una biografía; de más o menos calidad, pero cada uno tiene su libro en la calle. Una sencilla búsqueda en Google nos las muestra todas, una detrás de otra. Si alguien está interesado en algún deportista, que busque.

Yo caí en ese género hace años, cuando descubrí que uno de mis escritores de cabecera había sido el encargado de trazar la biografía de Andrè Agassi. Y en efecto, leí la extraordinaria Open, de J.R. Moehringer. Me enamoré de la figura de Agassi y acepté sus contradicciones, su complicada historia personal y profesional, empaticé mucho con él, y le veo de otra forma desde entonces. No quise ser menos con nuestra figura nacional y leí poco después Rafa. Mi historia. Extraordinaria también.

El anuncio de la retirada del tenista más elegante, Roger Federer, que tan buenos momentos nos ha dado a los aficionados, con su noble – y a veces difícil – rivalidad con nuestro Rafa nacional, que tan impresionante era de ver en una cancha de tenis (sobre todo cuando no se enfrentaba con un español), hizo que me picara el gusanillo por leer alguna de sus biografías, y tras una intensa búsqueda caí en la que reseño ahora, la última y más completa en opinión de los críticos. Está escrita por un periodista del New York Times, especialista en tenis desde hace más de veinticinco años.

Honestamente tengo que decirlo: no es la mejor biografía que he leído. Es un buen recorrido histórico por las últimas décadas del tenis mundial. Centrándose en Federer, pero también dando retazos de las biografías de otros tenistas con los que estuvo envuelto: Sampras o Agassi al principio, luego Lleyton Hewitt, Stan Wawrinka o el inefable Novak Djokovik. Nos muestra al Federer joven y rebelde, el que rompía raquetas si se enfadaba (sí, hasta él necesitó que alguien lo enderezara, a base de castigos sin jugar y limpiando los servicios del club de tenis de manera humillante). Nos muestra que gran parte del tenista que admiramos ahora es obra de una mujer extraordinaria, Mirka Vavrinec, con la que se casó y con quien tiene cuatro hijos (dos pares de gemelos, dos niñas y dos niños). Nos muestra a un hombre que no lo parecía, pero que ha jugado con dolor muchas veces, sin que permita que se muestren sus problemas. Y no, no falta corazón tras esa cara de cemento. A los que admiramos a Federer, nos traslada un buen rato de entretenimiento. Pero me quedan dos regustos desagradables, tras la lectura: me parece que el biógrafo es demasiado protagonista (y no debería, en este género), y que podría haber ahondado más en algunos detalles personales del biografiado, en los que ha pasado por encima, sin profundizar.