El portavoz municipal del PP señala que las informaciones que apuntan a un trato de favor de la FEMP al principal condenado por enchufar a la cuñada de Silva implican directamente al alcalde de Vigo

Considera “incedente” y un “insulto” a los vigueses que, sabiendo de su imputación, favoreciese su contratación hasta en dos ocasiones para dar cursos sobre “buenas prácticas en el ámbito municipal”

Insiste en conocer qué interés se esconde tras el “blindaje y la protección” del PSOE vigués a los implicados en el mayor caso de corrupción de los últimos años en Galicia

“Indecente, inmoral y un insulto a la ciudadanía viguesa”. En estos términos se ha pronunciado hoy el portavoz municipal del PP, Alfonso Marnotes, al conocer las informaciones que apuntan a un trato de favor de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), presidida por Abel Caballero, al principal condenado por el caso de la cuñada de Carmela Silva.

La sombra del caso cuñada se extiende y Marnotes ve a Caballero “acorralado y sin salida”. “Se les agotó el tiempo de gracia, ahora sí tendrán que dar explicaciones por este escándalo mayúsculo”, ha señalado el edil. 

La trama de enchufismo sigue así encadenando capítulos sin que por el momento ni Caballero ni su número dos, la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, hayan dado ningún tipo de explicaciones “sobre las razones por las que con su silencio y sus acciones protegen y blindan a quienes están condenado por estafar 108.000 euros de las arcas viguesas”.

Así, tras salir a la luz pública que el presidente de la FEMP y alcalde de Vigo contrató al principal condenado por enchufar a la familiar de Silva para dar cursos cuando ya estaba imputado, para Marnotes queda claro que “llegó el momento de asumir las consecuencias políticas derivadas de este caso”. “Y las hay”, ha señalado el portavoz del PP de Vigo, para quien este entramado va más allá de las derivadas judiciales.

Así, se refirió a unos hechos que la propia Audiencia Provincial entendió “causaron un grave quebranto al actuar de la Administración” y sobre los que, pese a ello, el Gobierno local no hizo ninguna reclamación sino más bien todo lo contrario.

“En los últimos meses, tras hacerse efectiva la condena, hemos asistido a un goteo incesante de noticias que salpican directamente al PSOE vigués y que ahora implican al alcalde de Vigo”, ha incidido, para añadir “¿algo tendrá que decir, no?. La práctica del escapismo ya no es una opción para Marnotes, quien insiste en la complicidad que se esconde tras el silencio de Caballero y Silva». 

“Desde la petición de indulto por parte del condenado, escudándose en su pertenencia al PSOE, hasta la recogida de firmas en su apoyo entre las asociaciones viguesas, mediante coacciones, todo ha sido delirante”, ha dicho. “Y ahora nos enteramos que no solo quiso blindar a uno de los condenados con su subrogación en una concesión municipal, sino que también favoreció al ex alto cargo del ayuntamiento con dos cursos en la FEMP que ahora usa para pedir su indulto”. “¿Qué motivó a Caballero para contratar a un imputado -entonces lo estaba- por malversar y prevaricar para impartir un curso de buenas prácticas de empleo en el ámbito municipal?”, se ha preguntado. “Caballero premió y sigue premiando a los responsables penales del mayor caso de corrupción que se recuerda en los últimos años en Galicia. Que nos diga porqué”, sentenció.