Marea de Vigo exige que las obras públicas sean sostenibles económicamente

El grupo municipal considera critica el abandono de actuaciones hechas a la carrera durante la campaña electoral para inaugurar durante la misma

Marea de Vigo afirma que «es especialmente grave» la improvisación de los mantenimientos, especialmente en las obras cofinanciadas por los recursos públicos de las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integradas (DUSI), cofinanciadas en un 80% por el Programa Operativo FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020. Por ejemplo la situación de escaleras y ascensores que en ocasiones permanecen varios días parados y con averías permanentes a pesar de no superar los 5 años de instalación, lo que pondría en discusión se estamos verdaderamente ante obras financieramente sostenibles y por lo tanto, susceptibles de ser financiadas con los superávits (dinero de partidas no gastadas en ejercicios presupuestarios anteriores).

Marea de Vigo culpabiliza directamente de esta situación al «electoralismo dopado» del Alcalde Abel Caballero, que retrasou y adelantó diversos plazos de final de obras públicas para «darse un paseillo con la tropa palmera» incluso durante la campaña electoral, lo que constituye no sólo una irregularidad multada ya por la Xunta Electoral sino también un riesgo de seguridad, y un sinfín de sobrecostes originado exclusivamente por las «prisas oportunistas del alcalde», como el caso del Parque Cela, inaugurado a trozos.

Marea de Vigo pone como ejemplo el proyecto de la rampa mecánica de Gran Vía, que reconoce abiertamente que el mantenimiento de las mismas será financiado con los recursos del contrato de mantenimiento de la red viaria de la ciudad, actualmente concesionado la una empresa constructora. «Es decir, las averías serán reparadas a costa de las necesarias mejoras en los viales de la ciudad que, especialmente en el rural, presentan graves daños y en muchas zonas el estado de los firmes es deficitario o está muy deteriorado».