Los vigueses “Tone” Pérez y Laura Llópiz dan un primer golpe de mano tras casi ocho horas en el agua y lideran el Mundial

Maratoniana jornada entre los campos “Bravo” y “Charlie” para poder cubrir una segunda manga del Mundial, ya con favoritos definidos

Antonio Pérez, “Tone”, y Laura Llópiz (RCN Vigo) lideran el 60 Campeonato del Mundo de Vaurien, que organiza el Real Club Náutico con el patrocinio del Concello de Vigo. Ambos, actuales campeones de España, cerraron una dura jornada con dos primeros puestos y el liderato provisional.

Y eso que fue un día de lo más complicado para comenzar el Mundial de esta clase internacional en la Ría de Vigo. Con la flota en el agua desde la una de la tarde, la primera regata se hizo esperar casi dos horas sobre el horario previsto. La entrada de un mercante -el tráfico marítimo es prioritario- y un viento muy rolón, obligaron a patrones y tripulantes a saltar de campo de regatas en campos de regatas en busca de un viento estable.

Porque primero empezaron en “Bravo” (casi frente al Náutico), para irse después al más alejado, el “Charlie” (entre Cangas y Bouzas), pasando de nuevo a “Bravo” y moviéndose en él casi como en un crucero turístico de ría. La primera prueba pudo comenzar a las 15:50 horas, con vientos del 315 y 15-17 nudos. Ganarían “Tone” Pérez y Laura Llópiz (RCM Vigo) con su “SR360 Racing”, marcados por Francesco Zampacavallo y Carlos Francés (“Zas Sailing”, RCN Valencia), segundos, y la tripulación combinada de los reales clubes náuticos de Rodeira y Vigo, Andrés Jiménez y Enrique Porto (“Saudesport”).

El morracense Jiménez, en los últimos tiempos en Snipe, ha recuperado el sabor de la competición en una clase internacional en la que fue campeón del mundo júnior de 2006 a 2008 con Rafael, su gemelo. Vada (Italia), Laredo y Matosinhos (Portugal) vieron a los Jiménez, Rafa y Andrés, levantar el trofeo de campeones júnior. Y quien tuvo, retuvo.

Por detrás del trío cabecero, otros favoritos: el vasco Alain Arri y la gallega Miriam González (CN Hondarribia/RCN Vigo), Pablo Cabello, campeón mundial en 2017, y David Fernández (RCN Vigo), los franceses Brieuc Drogou y Hugo Mistral (CN des Moutiers/SN d’Enghien), los italianos Marco Faccenda (siete veces campeón del mundo absoluto, la última en 2009) y Marcello Milliardi o el vigués Nacho Campos y Yolanda Bastos (CD Alagua).

En realidad, la primera manga había dejado claro el grupo de favoritos que pelearán por el Mundial, siempre reservando un par de plazas para alguna unidad más.

Pero es que después de la primera prueba, la flota vivió un calvario de paciencia y perseverancia. El oficial de regatas, Miguel Cons, perseguía el viento para acabar la jornada con al menos dos mangas celebradas. Aunque el miércoles es jornada de descanso y recuperación, el Comité de Regatas quería no empezar el Mundial con dos tercios de las pruebas previstas pendientes para las siguientes jornadas. La flota se acercaba al club, se alejaba… Y por el camino iba perdiendo unidades, que arrojaban la toalla.

Con la primera regata, siete retiradas (uruguayos, angoleños, estadounidenses, españoles…) y varios fuera de línea para empezar contentos el Mundial.

Después, la flota consiguió regresar al puerto deportivo solo unos minutos antes de las nueve de las 21:00 horas… con nuevo hachazo de “Tone” y Laura. El podio de la segunda regata, de claro color vigués: Nacho Campos era segundo y los sub-23 Pedro Salgado y Jorge Cigarrán (RCN Vigo), que el día anterior ganaron la preliminar y de exhibición Regata de las Naciones, terceros.

Este martes, la primera señal de aviso está igualmente marcada para las 14.00 horas.