Los pasos fronterizos de Salvaterra de Miño, Arbo y Tomiño se reabrirán este lunes

En las últimas fechas tanto los alcaldes de la zona como diferentes formaciones y gobiernos habían solicitado la apertura al menos para los trabajadores

Los pasos fronterizos de Salvaterra de Miño-Monçao, Arbo-Melgaço y Tomiño-Vilanova de Cerveira, situados en la zona limítrofe de la provincia de Pontevedra, se reabrirán desde este lunes, día 15 de junio, en horario de 8,00 a 22,00 horas.

El delegado del gobierno en Galicia, Javier Losada, ha avanzado hoy la noticia, subrayando la respuesta positiva del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, a la solicitud planteada por los municipios gallegos en las últimas semanas con el fin de favorecer la comunicación con el norte de Portugal, toda vez que el flujo habitual se había interrumpido por la pandemia de coronavirus.

El delegado del Gobierno ha valorado la sensibilidad del Gobierno de España y del Ministerio de Interior, al tiempo que ha agradecido la decisión que permite incorporar tres pasos fronterizos a los que se mantienen abiertos desde el inicio de la crisis sanitaria. Hasta ahora se permitía el tránsito entre fronteras en Tui (Pontevedra)-Valença y Verín (Ourense)-Chaves. A estos dos pasos se sumó de manera provisional durante las últimas semanas el de Calvos de Randín (Ourense) con Tourén.

Reiteradas peticiones

En las últimas semanas se habían sucedido las peticiones en este sentido, en particular y de modo más cercano, de los propios alcaldes de la región, que urgían a esta reapertura para facilitar la vida laboral de miles de trabajadores de Galicia y Portugal.

En este marco, el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, solicitaba este domingo la apertura de algunos pasos fronterizos, al menos para trabajadores y mercancías. Una petición formulada también en las últimas fechas por otras formaciones como Ciudadanos o el BNG.

Finalmente, han fructificado estas peticiones, enmarcadas en la línea de las propias conversaciones que el delegado del Gobierno mantuvo en las últimas semanas con la Agrupación Europea de Cooperación Territorial del Río Miño Transfronterizo (AECT Río Minho) para analizar la situación.

De este modo, continúa el proceso de desescalada y el avance hacia una nueva normalidad que permitirá recuperar los flujos de tráfico y la convivencia entre los vecinos de los municipios fronterizos de Galicia y Portugal.

Siempre dentro de los protocolos de seguridad y atendiendo a las medidas adoptadas por cada país, Javier Losada ha abogado por favorecer la coordinación entre España y Portugal en este proceso para facilitar la comunicación, pero siempre garantizando la salud de las personas.