Los lanzamientos ejecutados en la provincia descienden un 126% en el primer semestre en relación al mismo período de 2019

Los practicados como consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos suman 154 casos; y los derivados de ejecución hipotecaria, 22

La suspensión de los plazos procesales como consecuencia de la declaración del estado de alarma el 14 de marzo debido a la crisis sanitaria del Covid-19 ha provocado un descenso de la actividad de los juzgados y tribunales gallegos en el segundo trimestre del año, tal y como refleja el informe ‘Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales’.

El documento, hecho público hoy por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, evidencia que los lanzamientos practicados en la provincia de Pontevedra en el primer semestre del año se han reducido en un 126% en relación al mismo período del año anterior.

Así, si en los seis primeros meses de 2019 se habían ejecutado 482 lanzamientos, ahora -entre el 1 de enero y el 30 de junio- se han registrado 181. De estos, 154 casos (359 en 2019) fueron practicados como consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos, mientras que los derivados de ejecución hipotecaria se situaron en 22 (103 el año pasado).