El Gobierno central aclara ahora que no se restringen este tipo de acciones comerciales siempre que se respeten las medidas de seguridad

Tras el conflicto, la rectificación. Los establecimientos comerciales pueden realizar rebajas y promociones si garantizan que no se producen aglomeraciones y que se cumple con las perceptivas medidas de seguridad. Esta aclaración del Gobierno central se produce después de que Núñez Feijóo trasladara el pasado domingo, en la videoconferencia con el presidente del Gobierno y otros presidentes autonómicos, las diferentes inquietudes del comercio gallego en relación a la Orden SND/399/2020, que regula la actividad del sector en esta fase 1.

Además de todo lo relativo a las acciones comerciales, que mayoritariamente se interpretaba que se limitaban para los establecimientos físicos, estableciendo diferentes condiciones para el comercio en línea, también se trasladaron diferentes dudas sobre cómo cumplir el deber de establecer sistemas que permitan el recuento y control del aforo.

En el ámbito comercial, desde la Xunta también se señaló la necesidad de que los establecimientos que dispongan de una superficie mayor a la contemplada en la normativa –400 metros cuadrados– puedan reiniciar la actividad reduciendo temporalmente la superficie comercial a ese límite. Y también se propuso que, al igual que se permite la apertura de los concesionarios de automoción, se aplique este criterio a establecimientos de venta al por menor de artículos de construcción y saneamiento y maquinaria industrial y agrícola.