La iniciativa está dirigida tanto a los menores que están en el hospital como a las personas que deben permanecer aisladas en sus habitaciones

Una oferta de actividades extraescolares que pueden servir para la distracción de los pacientes ingresados en el hospital Álvaro Cunqueiro. Es la iniciativa que realizó el Colegio Atlántida de Vigo y que quedó resumida en cuatro vídeos en los que participaron alumnos y alumnas de entre 5 y 15 años de edad.

La idea de los responsables del centro escolar vigués surgió ante la gran cantidad de vídeos que las familias de los escolares enviaron al colegio. En ellos se incluían las actividades de todo tipo que los niños y niñas estaban realizando en sus casas desde que se suspendieron las clases presenciales por la alerta sanitaria del coronavirus.

«Eran muchos los vídeos que me enviaban los alumnos durante lo confinamento. Me parecieron divertidos y pensé en que podrían ser igual de divertidos para las personas que necesitaran unos momentos de entretenimiento«, explica la profesora Esther Iglesias, tutora de primer curso de Primaria y profesora de música del colegio.

La profesora propuso la idea a sus compañeros y se lo consultó a las propias familias que estuvieron de acuerdo y enviaron los vídeos como sí había sido una actividad extraescolar más. Y de ahí surgieron las «actuaciones» de los niños y niñas, agrupadas en cuatro bloques: baile, cuentacuentos, juegos de magia y juegos de preguntas.

Cada uno de los bloques se dedica la una de estas actividades y cuenta con un vídeo propio, en el que los distintos protagonistas, de todas las edades, exhiben sus «habilidades».

Así, puede verse cómo los pequeños tocan instrumentos o interpretan canciones y bailes, o relatan y describen sus cuentos infantiles. Además de protagonizar juegos de preguntas entre ellos o muestran los trucos de magia que aprendieron nos últimos tiempos.

Los cuatro venidlos fueron enviados al Álvaro Cunqueiro para que los pacientes ingresados pudieran disfrutar o entretenerse con sus contenidos. Aunque en un primero visionado del contenido podría percibirse que los vídeos están dirigidos a los enfermos más pequeños ingresados en Pediatría, la intención del Colegio es que se le hagan llegar también al resto de pacientes, sobre todo la aquellos que deben permanecer aislados en sus habitaciones por sus enfermedades.