Lorenzana destaca el peso del sector del vino en la marca Galicia Calidade, el 20 % de los productos acreditados con este sello

Apunta que 22 bodegas y más de 170 vinos de las cinco denominaciones de origen gallegas llevan la marca Galicia Calidade

La conselleira de Economía, Industria e Innovación, María Jesús Lorenzana, destacó hoy que el 20 por ciento de los productos acreditados con la marca Galicia Calidade pertenecen al sector vitivinícola, con 22 bodegas y más de 170 vinos de las cinco denominaciones de origen gallegas acreditadas con este sello.

Lorenzana puso en valor estas cifras en una visita que realizó a las instalaciones de la empresa Terra de Asorei, una agrupación de seis bodegas familiares con 60 hectáreas de viñedos propios en el Val del Salnés que comercializa sus albariños en más de una veintena de países. Le fue otorgada la certificación de Galicia Calidade en el año 2016 y, según la conselleira, es un ejemplo de empresa familiar que apuesta por la calidad, la sostenibilidad y la internacionalización.

La titular de Economía, Industria e Innovación se refirió a los datos positivos que están consiguiendo las empresas del sector que llevan este sello de garantía. Así, señaló que han registrado un incremento de la facturación entre 2019 y 2022 del 5,4 por ciento. También, un constante crecimiento en el comprado exterior, con una subida del 23 por ciento de las exportaciones desde 2020. Y un buen comportamiento a nivel de empleo que, en el período 2021-2022 se incrementó un 7,9 por ciento.

Galicia es un referente en el sector del vino, con cerca de 500 bodegas en las que trabajan más de 10.000 viticultores y que generan un valor económico de 230 M€ al año. La vendimia del 2023 fue, de hecho, a más abundante de la última década,  con una cosecha de 77,3 millones de kilos de uva.

Al respeto, Lorenzana recordó que la Xunta de Galicia, a través del Igape, puso en marcha el pasado año una línea de financiación por importe de más de 2 M€ para facilitar el acceso a crédito a las bodegas acogidas a las cinco denominaciones de origen e indicación geográficas protegidas, y paliar el encarecimiento del coste de la adquisición de uva en la campaña de 2023.