Licitadas las obras de accesibilidad en la carretera PO-330 en Valadares y Pereiró

Se intervendrá de manera integral en 7 km de la carretera Vigo-Vincios, en una zona muy urbanizada y concurrida, reforzando la seguridad y mejorando la movilidad, rodada y a pie

La Xunta recibió 10 ofertas de empresas interesadas en ejecutar las obras de mejora de la seguridad viaria y de la accesibilidad en la carretera PO-330 en Valadares y en Pereiró, en el ayuntamiento de Vigo, licitadas por 1,4 M€.

El objetivo de la Xunta es comenzar los trabajos en la próxima primavera, con un plazo de ejecución de 10 meses. La intervención supondrá una inversión global de la Xunta de 1,8 M€, teniendo en cuenta el pago de los terrenos necesarios para la ejecución de la actuación.

Se trata de una intervención integral en 7 km de la carretera Vigo-Vincios, en una zona muy urbanizada y concurrida, que tiene como objetivo el refuerzo de la seguridad viaria y la mejora de la movilidad, tanto rodada como a pie.

El objeto de la actuación proyectada por el departamento de Infraestructuras de la Xunta incluye la eliminación de un trecho identificado como de concentración de accidentes, situado en Valadares, mediante la creación de un carril central de espera que resuelva de manera segura el acceso al colegio Andersen, además del refuerzo de la señalización de los pasos de cebra.

También en Valadares la Xunta ejecutará dos nuevas glorietas de 28 metros de diámetro, una de ellas para mejorar el acceso a la piscina municipal y al pabellón desde la que, atendiendo a una solicitud de los vecinos, se habilitará un nuevo viario de doble sentido hacia la escuela infantil Monte del Alba. La segunda rotonda se construirá en el alto de la Garrida, en la intersección con la carretera A Garrida-Valadares, que mejorará la seguridad viaria de uno cruce que registra un elevado tráfico pesado, ya que da servicio a los polígonos empresariales de Valadares y de la Pasaxe, además de la una cantera y al mirador de Monte de Alba, y se encuentra próximo a la AG-57.

En el caso de las obras proyectadas en Pereiró, los trabajos prevén la urbanización del trecho de los 450 primeros metros de la carretera, hasta glorieta que está frente al cementerio y que sirve de enlace con la vía de la universidad, con especial atención al espacio de aparcamiento. Aquí se dispondrán 36 plazas de estacionamiento, 10 más de las que hay en la actualidad, y se reservarán 2 para personas con movilidad reducida.

Junto con esto, se mejorará la intersección con la calle Canteros mediante la instalación de islotes y con señalización horizontal y se dispondrá de adoquín en los accesos a los garajes. Además, se reforzará la seguridad de otras tres intersecciones (en Carneiras, Carregal y en el Portal) mediante señalización horizontal, como balizas reflectantes, bandas sonoras o islotes.

En esta obra se hará también especial hincapié en la mejora de la seguridad viaria de los centros educativos, como la que se prevé en el colegio Barreiro, acercando el paso de cebra a la entrada del centro e implantando otras medidas de calmado de tráfico, como bandas transversales de alerta para atenuar la velocidad.

Se mejorará, también, el acceso al CEIP Iglesia Valadares, con el acondicionamiento del camino e intervenido en los radios de giro de la entrada y salida que emplean los autobuses para incorporara al andamio PO-330, atendiendo así otra solicitud vecinal.

Estas actuaciones de mejora integral se complementarán con la reparación de aceras en los trechos en los que sea preciso y con la mejora de la señalización y de la iluminación de los pasos de cebra.

La Xunta mantiene con esta nueva actuación el compromiso con la mejora de la red viaria en la ciudad de Vigo, con actuación de humanización ya realizadas de las avenidas de Castrelo y de la Florida, las nuevas sendas o la mejora de la seguridad de la carretera vieja de Baiona, PO-552. Estas intervenciones tendrán continuidad con nuevas obras en la PO-323 en Teis, donde se prevé la mejora de la avenida de Galicia, o con otras actuaciones de impulso de la movilidad sostenible, como la prevista en la avenida de Costa, para humanizar la frente portuaria de la ciudad en colaboración con la Autoridad Portuaria.