Las obras del nuevo punto de trasvase para la materia orgánica en la planta de Vigo comenzarán antes de verano

Sogama acaba de adjudicar por un importe global de más de 2,3 M€ este y otros contratos por los que se instalará una tolva específica para el trasvase de la fracción orgánica recogida de forma diferenciada a través del contenedor marrón en la instalación de la ciudad y en la de otros seis municipios gallegos

Sogama prevé que las obras de los nuevos puntos de trasvase para la materia orgánica contenida en los residuos urbanos (Forsu) en las plantas de Lugo, Narón, Silleda, San Cibrao das Viñas, Vigo, O Porriño y A Rúa podrán comenzar antes de este mismo verano.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, a través de Sogama, acaba de formalizar los contratos —en cinco lotes distintos— de estas actuaciones en las siete plantas por un importe global de 2.329.182 euros. El objetivo es mejorar la red gallega de infraestructuras para posibilitar la valorización de la materia orgánica mediante su conversión en compost.

El primer lote suma a las plantas de transferencia de Lugo y Narón; el segundo, a las de Silleda y San Cibrao das Viñas; el tercero corresponde a la planta de Vigo; el cuarto, a la de O Porriño; y el quinto, a la planta de transferencia de la Rúa.

En el siguiente cuadro se resumen los datos relativos a cada lote del procedimiento, ya publicado en la plataforma de contratos públicos.

Nº LotePlantas de transferenciaPlazo ejecución obrasImporte de adjudicación
Lote 1Lugo y Narón.10 semanas438.936,80 €
Lote 2Silleda y San Cibrao das Viñas10 semanas330.620,40 €
Lote 3Vigo14 semanas311.121,25 €
Lote 4O Porriño16 semanas662.838 €
Lote 5A Rúa16 semanas585.640 €

Las plantas tendrán una mayor eficiencia y capacidad, estando preparadas para trasvasar, además del residuo convencional (bolsa negra), el procedente del contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y del marrón (materia orgánica).

La adaptación de estas siete plantas se complementará con la construcción de cinco plantas más, que vendrán a sustituir a otras tantas microplantas, localizadas en Curtis, Ponteceso, Riotorto, A Lama y Arbo. Además, se levantará una sexta nueva planta de transferencia en el polígono industrial de Cee, que vendrá a sustituir a la que está operando en el Monte del Son.

Por lo tanto, la adaptación de las siete plantas se complementará con la construcción de estas seis que, sumadas a las cuatro de biorresiduos —Cerceda, Cervo, Vilanova de Arousa y Verín—, hacen un total de 17 instalaciones que conformarán la red gallega.

Dado que las entidades locales, conforme a la normativa europea, tienen de plazo hasta el 31 de diciembre de 2023 para implantar la recogida selectiva del contenedor marrón y, a pesar de que se trata de una competencia municipal, la Xunta les ayudará a dar debido cumplimiento a sus deberes legales y pondrá a su disposición esta red de instalaciones.

Su objetivo es que la mayor parte de los ayuntamientos adheridos a Sogama —295 en total, que aglutinan a una población de más de 2,24 millones de habitantes— dispongan de una planta de biorresiduos, o de transferencia, a menos de 50 kilómetros de distancia.

La Xunta trabaja para que esta infraestructura, en la que se invierten cerca de 40 millones de euros y que cuenta con recursos de los fondos Feder como respuesta de la Unión Europea a la crisis de la covid-19, esté operativa la finales de 2022.