El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, participó ayer en Madrid en la mesa de trabajo de Ence en la que solicitó una reacción por parte de la Administración central

“No nos podemos permitir el cierre de una industria en funcionamiento”, afirmó el vicepresidente económico, que mostró la disposición del Gobierno gallego a colaborar en la busca de soluciones

El vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, participó ayer en Madrid en la mesa de trabajo de Ence, donde trasladó al Gobierno central que cerrar Ence no es una opción y que es preciso aportar certezas y seguridad jurídica para mantener la actividad y los puestos de trabajo.

“No nos podemos permitir el cierre de una industria en funcionamiento”, afirmó Conde, quien espera una reacción por parte del Gobierno que garantice la continuidad de Ence. Según explicó el vicepresidente económico, en la reunión se abrió un escenario de trabajo para analizar su viabilidad. En este sentido, mostró la disposición de la Xunta a colaborar con el Ejecutivo central y con los trabajadores si hay un compromiso por parte del primero de mantener la actividad y los puestos de trabajo. Y, a mayores, podrá evaluarse un nuevo escenario si también existe el compromiso de financiación a través de los fondos europeos, así como un inversor dispuesto a desarrollar esta actividad. “Galicia cuenta con la capacidad instalada para tener dos industrias de la transformación de la madera”, destacó.

Desde la Xunta de Galicia se recuerda el peso de Ence no solo para la comarca, sino también para la actividad económica gallega, especialmente en lo que respecta a la industria forestal y al sector logístico. De hecho, casi 250 empresas de Pontevedra dependen de esta pastera que es el segundo comprador de madera en Galicia; y casi 300 camiones entran a diario en la planta.

El Gobierno gallego apela al diálogo para que se modifique la Ley de cambio climático y evitar poner en peligro el futuro no solo de Ence, sino también de más de 100 empresas del ámbito mar-industria instaladas en la costa gallega.