El gobierno autonómico impulsa un Plan con varias medidas de refuerzo para mitigar la situación de aislamiento durante la pandemia y que las mujeres se sientan atendidas y protegidas

La Xunta de Galicia ha puesto en marcha durante la actual situación de emergencia sanitaria un Plan de Refuerzo para garantizar la atención y seguridad de las víctimas de la violencia de género.

De esta forma, y atendiendo a la situación derivada de la evolución del Covid-19, el objetivo era atender, acompañar y proteger a las mujeres para que se sintieran acompañadas, mitigando así las situaciones de violencia pese al aislamiento. El Plan estableció, en primer lugar, el mantenimiento de todos los servicios a su disposición, comenzando por la atención telefónica 24 horas a mujeres víctimas de violencia de género (900 400 273).

Además, operó con normalidad el asesoramiento jurídico en línea a través de la dirección igualdade.xunta.gal; las terapias de apoyo psicológico, tanto en atención presencial como a través de sesiones telemáticas o telefónicas, como con las víctimas de violencia sexual.

En este marco de actuación, las mujeres víctimas y sus hijos e hijas continuaron teniendo a su disposición, de forma presencial y por vía telefónica, el servicio de turno de guardia psicológica permanente y especializada que presta apoyo en los momentos iniciales de presentación de la denuncia.

Lo mismo sucedió con el apoyo psicológico y social que prestan profesionales de psicología y trabajo social en las Oficinas de Atención a las Víctimas que funcionan en las sedes judiciales de las siete ciudades gallegas. Además, se realizaron seguimientos telefónicos con las víctimas con órdenes de protección activas o a las que se le dictasen durante el estado de alarma.

Durante todos estos meses también se mantuvieron activos -en línea, por teléfono o por correo electrónico- los servicios administrativos de carácter esencial para las víctimas, y el pago de todas las ayudas económicas, que además han seguido tramitándose en la sede electrónica de la Xunta.

Refuerzo de la red de centros de acogida

Otra de las medidas adoptadas fue el refuerzo de la red de centros de acogida. Así, y al tiempo que se abría un nuevo recurso de acogida, tanto los centros de titularidad municipal como los de las ONG y entidades sociales permanecieron abiertos.


apoyo psicológico, social, asesoramiento jurídico con personal especializado


Y para cubrir la mayor demanda durante el período de alarma, se activó una red de recursos alternativos en la que participaron albergues, hostales y pensiones. En estos casos, se constituyeron grupos de intervención y apoyo psicológico, social y de asesoramiento jurídico, con personal especializado.

Asimismo, también se mantuvieron operativos los servicios administrativos de carácter esencial para las víctimas, y el pago de todas las ayudas económicas, que además siguieron tramitándose en la sede electrónica de la Xunta. De hecho, y para para mitigar el impacto económico que el estado de alarma tuvo sobre las víctimas, se amplió el Bono de alquiler social que la administración gallega tiene a su disposición hasta asumir el 100% del pago.

Un completo escenario de actuaciones y medidas que, además, se dio a conocer a través de una amplia campaña institucional, con el objetivo de que llegase al mayor número de víctimas posible.

Datos de atención en Galicia durante el primer semestre del año 2020

  • Se concedieron ayudas económicas a 505 mujeres víctimas de violencia de género, 109 más que en el mismo período del año anterior.
  • El teléfono de información a la Mujer recibió 1.842 consultas, 477 más que en los seis primeros meses de 2019.
  • Los 82 Centros de Información a la Mujer que hay en Galicia atendieron 5.465 consultas, un 16,6% más que el mismo semestre del año pasado.
  • El programa de atención psicológica la mujeres víctimas de la violencia de género, a sus hijos y a personas dependientes a su cargo atendió a 624 personas.
  • En las casas de acogida se alojaron sucesiva y temporalmente 142 personas: 78 mujeres y 64 menores
  • El presupuesto de la orden de ayudas para ayuntamientos destinadas al fomento de la contratación de mujeres que sufren violencia de género se incrementó en 485.000 €, llegando a los 1,8 millones de euros.
  • El programa Emega para el fomento del emprendimiento femenino se aumentó en más de 340.000 euros superando los 2,1 millones. 
  • El presupuesto de las ayudas de pago único destinadas a la atención de las víctimas de violencia de género se incrementó en 600.000 €, llegando así a los 1,8 millóns de euros.