El objetivo es garantizar la calidad de la enseñanza y adoptar las medias establecidas en el Protocolo de adaptación al contexto del Covid-19 para el inicio de la actividad lectiva

La Consellería de Educación, Universidad y Formación Profesional viene de autorizar la creación o habilitación de 158 nuevas unidades (grupos de clase) en centros públicos de educación Infantil, Primaria y Educación Especial, lo que llevará consigo la incorporación de 240 nuevos maestros el próximo curso escolar.

Con esta medida, el Gobierno gallego refuerza los medios destinados al sistema educativo con el objetivo de garantizar la calidad de la enseñanza así como cumplir con las medidas establecidas en el Protocolo de adaptación al contexto del Covid-19 para el inicio de la actividad lectiva en los centros de enseñanza no universitaria de Galicia para el curso 2020/21.

El refuerzo en el caso de la educación secundaria se concretará en septiembre, toda vez que es en ese momento cuando se dispone de los datos definitivos luego del cierre de la matrícula en la totalidad de los centros, una vez finalizadas las pruebas de recuperación.

A estas medidas se suman otras de la consellería como la iniciativa Apoyo, Refuerzo de Competencias y Orientación dirigidas a centros públicos de primaria y secundaria (ARCO). Se trata de un instrumento de apoyo a los centros para la mejora del rendimiento académico que complementa los Contratos-Programa, y que les permitirá a los centros contar con 543 docentes de apoyo contratados en el curso 2020-2021 (221 para Primaria y 322 para ESO).