La Xunta moviliza en las playas gallegas un operativo medioambiental integrado por más de 200 profesionales

Las primeras conclusiones del informe del centro especializado Cetim sobre la composición del producto apuntan a que no es peligroso, si bien el gobierno gallego está a la espera de que el Ejecutivo central facilite la ficha técnica del material

La Xunta mantiene un operativo medioambiental integrado por más de 200 personas en las playas gallegas con el fin de retirar con la mayor agilidad posible los restos de pellets plásticos procedentes de Portugal que están llegando al litoral en las últimas jornadas.

La vicepresidenta segunda y conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, supervisaba ayer el dispositivo humano desplegado en Sálvora para la vigilancia y retirada de los restos “testimoniales” de este material que se detectaron en la isla, aunque, finalmente y debido a las malas condiciones del mar, no fue posible desembarcar.

Tras poner en valor el trabajo realizado por agentes ambientales y vigilantes así como por el personal de medios propios movilizado en el marco del operativo especial de detección y retirada de pellets en las playas gallegas, la vicepresidenta avanzó que los análisis encargados por la Xunta la semana pasada para conocer con exactitud a composición del material que está llegando a la costa, tanto en sacos como en forma de restos dispersos, constatan que se trata de polietileno, uno de los plásticos de uso más común.

Acompañada por la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, y el director del Parque Nacional marítimo-terrestre de las Illas Atlánticas de Galicia, José Antonio Fernández-Bouzas, Vázquez Mejuto explicó que ya se dispone de las primeras conclusiones del informe encargado a Cetim (Centro tecnológico de investigación multisectorial), realizado a partir del análisis de las muestras recogidas en los últimos días.

“Tenemos la confirmación de que no es peligroso, pero sí es plástico”, declaró Ángeles Vázquez, quien insistió en la necesidad y urgencia de que el Gobierno central remita de inmediato “la ficha técnica del producto” que transportaba el mercante Toconao en uno de los contenedores que cayó al mar mientras navegaba por aguas portuguesas.

Asimismo, incidió en “que todas las administraciones” deben hacer “el esfuerzo necesario para realizar la recogida organizada, consensuada y con sentidiño” de los restos que llegan a la costa, recordando, además, que en el caso de espacios naturales protegidos y zonas Red Natura se deben solicitar los correspondientes permisos a los departamentos autonómicos competentes.

En concreto, en el Parque Nacional, se informó de que por el momento solo se produjo la llegada de pellets plásticos dispersos en la zona norte de Sálvora, concretamente en la playa de Area dos Cans, y en Ons, en las playas de O Almacén y de Os Bois, sin que se había constatado afición en el caso de las islas de Cíes y Cortegada, hasta ahora.

Según indicó la vicepresidenta, la presencia tanto en Sálvora como en Ons de este material “es testimonial” y se está procediendo a su retirada con medios propios. De hecho, una docena de vigilantes y personal adscrito al Parque Nacional permanece movilizado en los cuatro archipiélagos realizando labores de recogida y vigilando la posible llegada de nuevos microplásticos a los arenales del espacio natural.

“Es el momento de trabajar, de recoger los plásticos, de ser transparentes y de dar toda la información”, añadió Ángeles Vázquez, que emplazó una vez más al Gobierno central a aclarar “de una” vez y de forma oficial el número de toneladas de pellets plásticos que virtió al mar el mercante Toconao en lugar de «embarrar», recordando que la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se comprometió este fin de semana a poner a la disposición “de los ayuntamientos y de los gallegos y gallegas” los medios necesarios para hacer frente a la situación.