La Xunta inyecta 3,5 M€ al transporte público de viajeros por carretera para hacer frente a la subida de los carburantes

El sector sufre un déficit del 35%, ya que las 127 concesiones de transporte interurbano de responsabilidad de la Xunta fueron contratadas con unas condiciones de precio del combustible a 1,2 €/litro que hoy solo cubre el 65% del coste

La Xunta realizará una inyección extraordinaria de algo más de 3,5 millones de euros para blindar el transporte público por carretera en Galicia frente a la subida exponencial del precio de los carburantes.

Así lo avanzaba la conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, en una entrevista en la Radio Galega, asegurando que la Xunta no está de brazos cruzados y que, allí donde tiene margen legal para actuar, como en el caso del transporte público interurbano de viajeros, de responsabilidad autonómica, actúa.

Ethel Vázquez remarcó que el Gobierno gallego adoptará de forma inmediata esta medida para garantizar la prestación del servicio público esencial del transporte público a los usuarios y para dar certezas a un sector que emplea a miles de trabajadores.

Incidió en que que el transporte público es la llave que garantizadora a miles de personas cada día el acceso a la sanidad y la educación públicas, así como a sus centros de trabajo, con un especial incidente en el mundo rural y, por lo tanto, la Xunta tiene que adoptar medidas para evitar que ese servicio esencial a la ciudadanía se ponga en riesgo.

La titular de Infraestructuras y Movilidad recordó que el sector del transporte público de viajeros por carretera es un sector doblemente golpeado, al igual que otros muchos, ya que aún viene arrastrando las consecuencias de la pandemia, al no recuperar la cifra de usuarios previas a la crisis de la covid-19.

Explicó que las 127 concesiones de transporte público interurbano, de responsabilidad de la Xunta, fueron contratadas en unas condiciones de precio del combustible de 1,2 €/litro, una cantidad, dijo, que a día de hoy apenas es suficiente para cubrir el 65% del gasto que tienen en este concepto. Esto implica que esas concesiones de transporte público registran un déficit del 35% a consecuencia de la escalada de precios del combustible.

Ethel Vázquez destacó que la Xunta está actuando y a poner los medios para garantizar un servicio público esencial para los ciudadanos, de ahí la decisión de acercar más de 3,5 M€ al sector, protegiendo la prestación de los servicios y el empleo.