La Xunta impulsa un proyecto piloto para la eliminación del aluminio en las aguas de consumo humano en los sistemas de abastecimiento autónomo de Galicia

Se pondrá en marcha una planta experimental en el ayuntamiento de Oia para la eliminación de aluminio en una traída seleccionada, incluyendo el análisis del agua de distintos pozos de barrena localizados en el entorno de los puntos de captación

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, a través de Augas de Galicia, impulsa un proyecto piloto para el estudio de la eliminación del aluminio en las aguas de consumo humano en los sistemas de abastecimiento autónomo de Galicia. 

Ardan

Los trabajos, adjudicados a la empresa Indrops Laboratorio de Análisis y Calidad Medioambiental S.L. por importe de 18.000 euros, forman parte de la iniciativa que está desarrollando la Xunta en los ayuntamientos de Oia, de Baleira, de Oímbra, de Mondariz, de San Xoán de Río y de Cerdedo-Cotobade para la elaboración e implantación de planes de abastecimiento autónomo. 

A través de este contrato se analizarán las posibilidades técnicas para la retirada de aluminio de las aguas de abastecimiento, evaluando tanto las formas en que el aluminio está presente como las técnicas posibles para su eliminación. 

Para eso, se pondrá en marcha una planta experimental en el ayuntamiento de Oia para la eliminación de aluminio en una traída seleccionada, incluyendo el análisis del agua de distintos pozos de barrena localizados en el entorno de los puntos de captación. 

Fortalecimiento de los pequeños suministros en las comunidades rurales

Las principales conclusiones obtenidas en este estudio se incorporarán a los trabajos de elaboración de los planes de abastecimiento autónomo, que comenzaron en verano del pasado año, y permitirán que los ayuntamientos seleccionados obtengan información detallada sobre el nivel de garantía del abastecimiento de agua potable a la población, más allá de sus redes municipales. También permitirán contar con un instrumento básico para planificar y priorizar las intervenciones de mejora precisas, lo que redundará en la mejor prestación de este servicio básico a la población.  

Esta iniciativa forma parte del trabajo de la Xunta para la promoción de la implantación de planes municipales de abastecimiento autónomo entre los ayuntamientos gallegos de menos de 5.000 habitantes, a lo que está destinando una inversión autonómica de 900.000 euros. 

El objetivo es dotar a las entidades locales de información sobre el nivel de garantía del abastecimiento de agua potable a su población y de un instrumento de planificación para la mejora de la prestación de este servicio, de competencia municipal.  

La Xunta tiene entre uno de sus objetivos estratégicos fortalecer la sostenibilidad de los pequeños suministros en las comunidades rurales dispersas que carecen de agua potable, como modelo alternativo a la municipalización de los servicios en poblaciones muy pequeñas y dispersas, que se demostró, en general, mucho menos eficaz para estos lugares.  

En la actualidad, en Galicia más de 650.000 personas consumen agua a través de soluciones autónomas.  

La entidad hidráulica de la Xunta trabaja así en dos líneas para el fortalecimiento del modelo autónomo de abastecimiento. Por una parte, apoyando económicamente a las comunidades de usuarios por medio de la línea de subvenciones para mejorar instalaciones y procesos que repercutan en una mayor garantía sanitaria del agua abastecida en traídas vecinales.  

Por otro lado, con este programa, cuya convocatoria pretende implicar en mayor medida a los ayuntamientos, como responsables últimos del abastecimiento en sus municipios, y a las propias comunidades de usuarios de aguas, por medio de la implantación de planes municipales de abastecimiento autónomo.