La Xunta explotará otros dos años la depuradora aguas residualesde Gondomar

Entrada al complejo.

La Xunta mantiene el apoyo a la entidad local en sus competencias, garantizando el funcionamiento de la depuradora, tras destinar desde 2005 casi 9,2 M€ a la gestión de la instalación, con una capacidad de depuración para una población de 24.000 habitantes

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, ha firmado, en calidad de presidenta de Augas de Galicia, un nuevo convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Gondomar para que la Xunta continúe haciéndose cargo de la explotación de la depuradora de aguas residuales de titularidad municipal.

Mediante este acuerdo, Augas de Galicia renueva esta concesión para los próximos 24 meses, extendiéndola hasta el 30 de mayo de 2024, por lo que la entidad hidráulica de la Xunta asume la explotación de la depuradora municipal a la que destinará una inversión de casi 1,4 millones de euros.

El departamento que preside Ethel Vázquez atiende así la voluntad manifestada por el Ayuntamiento de Gondomar de que Augas de Galicia continúe a gestionar y explotar las instalaciones y, en consecuencia, la prestación del servicio de depuración de aguas residuales de competencia municipal.

Desde el inicio de la colaboración con este municipio, la Xunta lleva invertidos casi 9,2 millones de euros en la gestión de la depuradora municipal, proyectada para el tratamiento de un caudal medio de 6.720 m3;/día y una capacidad de depuración estimada para una población de 24.000 habitantes equivalentes.

En virtud de este convenio, la Xunta se compromete a continuar a llevar a cabo a explotación de las instalaciones de la depuradora de aguas residuales de Gondomar en las condiciones técnicas idóneas a su capacidad y diseño y a las exigencias ambientales vigentes, realizando las actuaciones oportunas para su idónea conservación y mantenimiento.

La explotación y mantenimiento de las infraestructuras hidráulicas tienen como objetivos garantizar la correcta depuración de las aguas residuales y ofrecer unos servicios que respondan a las necesidades reales de la población.

La prestación de los servicios de saneamiento y abastecimiento es una responsabilidad de carácter municipal. No obstante, la Xunta de Galicia viene proporcionando su apoyo técnico y financiero a los ayuntamientos que lo precisen.

Los trabajos incluyen la retirada en las debidas condiciones higiénicas, el transporte y el vertido de grasas, arenas y residuos de las rejas y tamices, el desecado de los lodos producidos y la conservación en buen estado de la totalidad de los elementos, instalaciones y equipos de la planta.

La cooperación de la Xunta con el Ayuntamiento de Gondomar permite la mejora de la calidad de vida de las poblaciones asentadas entorno a las rías, el aumento de la competitividad económica y el fomento del turismo, así como la mejora de la productividad en el sector marisquero.

En la actualidad el organismo hidráulico de la Xunta se encarga de prestar estos servicios de depuración en 28 estaciones depuradoras de aguas residuales.

El Gobierno gallego impulsó la Ley de mejora de la gestión del ciclo integral del agua, ahora mismo en trámite parlamentario y que se prevé que entre en vigor en verano.

A través de esta ley, la Xunta pondrá a la disposición de los ayuntamientos herramientas para profesionalizar los servicios del agua y un sistema voluntario para garantizar una gestión de calidad, respondiendo a las carencias derivadas de las dificultades técnicas y financieras que tienen muchos municipios en la gestión del agua.