La Xunta ha eliminado un punto de vertido de aguas residuales que afectaba a la ría de Vigo, en el ayuntamiento de Cangas.

Los técnicos del Plan de Control de Vertidos, de Augas de Galicia, localizaron el vertido irregular en una inspección de control a las instalaciones industriales. Los inspectores de la Xunta le requirieron a la propiedad las actuaciones necesarias en la instalación para la eliminación de los aportes contaminantes.

En la última inspección realizada, los técnicos de la Xunta corroboraron que el titular de las instalaciones procedió al sellado de la canalización a través de la cual se producía el vertido de las aguas sin tratamiento, lo que permitió el cese de los aportes contaminantes y la enmienda del dicho vertido.