La Xunta eleva hasta los 11,8 M€ las ayudas de los programas integrados de empleo con el objetivo de mejorar las oportunidades laborales de 5.500 personas sin trabajo

El Diario Oficial de Galicia publica hoy la orden por la que se incrementa el presupuesto de estos programas en un 15 % para la convocatoria 2023-2024: casi 1,6 millones de euros de subida con los que 600 personas más podrán aumentar su empleabilidad

Los apoyos autonómicos permitirán desarrollar 55 proyectos, 34 de ellos en entidades sin ánimo de lucro y 21 en ayuntamientos

Cada acción contará con 100 participantes con la exigencia de que por lo menos el 35 % accedan al mercado laboral durante la duración del proyecto

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la orden por la que se eleva un 15 % -hasta los 11,8 millones de euros- el presupuesto de las ayudas destinadas a la realización de programas integrados de empleo (PIE) en entidades sin ánimo de lucro y ayuntamientos con los que se mejoran las oportunidades laborales de las personas sin trabajo. Así, la Consellería de Promoción do Emprego e Igualdade destinará a la convocatoria 2023-2024 casi 1,6 millones más, que permitirá que 600 personas más sin empleo puedan acceder la estos programas.

En total, la previsión de la Xunta de Galicia es que se desarrollarán 55 proyectos, 34 de ellos en entidades sin ánimo de lucro y 21 en ayuntamientos, en los que podrán participar unas 5.500 personas desempleadas.

Como en anteriores convocatorias, se reservan dos millones de euros del global del presupuesto para la financiación de programas dirigidos exclusivamente a mujeres desempleadas, con el objeto de que reciban atención específica para su incorporación al mercado laboral.

En concreto, en cada uno de estos programas tomarán parte 100 personas desempleadas, a las que se les ofrece una formación para el empleo y la posibilidad de realización de prácticas profesionales no laborales en empresas (tienen que realizar estas prácticas un mínimo de 15 personas) en consonancia con el contenido teórico-práctico de las acciones formativas. Además, por lo menos el 35 % de las personas participantes tienen que ser insertadas en el mercado laboral durante la duración del proyecto, bien por cuenta ajena, por cuenta propia (inicio de una actividad en el mismo plazo o en los tres meses posteriores a esta formación), o como socios/as trabajadores/as de una cooperativa o sociedad laboral por un tiempo no menor de seis meses.

Estos programas, en general, mejoran la empleabilidad de las personas que toman parte en ellos, ofreciéndoles una formación para el empleo teórico práctica de calidad, de la mano de especialistas. El alumnado, durante todo el proceso, recibe orientación, asesoramiento e información profesional y formación empresarial, para lo cual las entidades promotoras de los proyectos contarán con el personal al efecto.

La Administración autonómica, asimismo, ofrece bolsas para incentivar la asistencia de los demandantes de empleo a estas acciones que, en la presente anualidad, elevan su importe de los 7 euros a los 10 euros por día. También asume la Xunta de Galicia los costes salariales del personal necesario para impartir los PIE, así como de desplazamiento de dicho personal y gastos materiales y equipaciones técnicas, entre otros.

La Xunta fija como destinatarias prioritarias de los programas, entre otros colectivos, a las personas con discapacidad, en riesgo de exclusión social, mujeres víctimas de violencia de género, menores de 30 años, mayores de 45, mujeres, inmigrantes, personas en paro de larga duración y desempleadas a consecuencia de un expediente de regulación de empleo de carácter extintivo presentado en los 12 meses anteriores.

La actuación se enmarca en el Plan gallego de formación para el empleo al que el Gobierno autonómico destinará en 2024 un 12,9 % más de presupuesto, hasta llegar a los 117 millones de euros.