La Xunta contrata cerca de 2.000 nuevos profesores que se incorporarán al sistema público en este curso

Los conselleiros de Educación (izquierda) y Sanidad, hoy tras la reunión del comité clínico.

Educación amplía la plantilla de docentes, más de 1.100 de ellos para ESO, Bachillerato y FP, para reforzar la seguridad en las aulas y cumplir con el compromiso de atender las necesidades de profesorado expuestas por los centros

El Comité clínico gallego da el visto bueno al Protocolo para el Alumnado con Necesidades Educativas Especiales y al Protocolo de prevención de la covid-19 en los comedores de los centros

La Xunta de Galicia incorporará «de forma inmediata» cerca de 2.000 nuevos profesores a las aulas gallegas para reforzar la aplicación de las medidas de seguridad contra el Covid-19 y para responder a las necesidades educativas de los centros.

Así lo ha anunciado este miércoles el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, en una rueda de prensa posterior a la reunión del comité clínico que, entre otras cuestiones, ha analizado los protocolos de vuelta a las aulas.

El conselleiro explicó que la incorporación de estos nuevos docentes al sistema de enseñanza pública supone un incremento del 6,2% sobre la plantilla total de profesorado para este curso. Con este refuerzo de los equipos docentes se da respuesta a la principal demanda de la comunidad educativa y se cumple con el compromiso de atender las necesidades de profesorado expuestas por los centros. «Con esta decisión -señaló el conselleiro- cerramos la acción más importante de la Xunta de Galicia para el desarrollo del curso con las máximas garantías de seguridad y calidad«.

De los cerca de 2.000 nuevos profesores, 1.107 serán para las etapas de ESO, Bachillerato y Formación Profesional (847 para reforzar las medidas de seguridad contra la covid y 260 que se incorporan para atender el incremento de oferta); 240 son para Infantil y Primaria (que ya están contratados y trabajando en los centros) y 543 son nuevos docentes de apoyo a través del programa ARCO de refuerzo educativo (221 para Primaria y 322 para Secundaria).

Refuerzo en Secundaria

Según explicó Román Rodríguez, la incorporación de los 847 profesores de la etapa de Secundaria «se producirá de manera inmediata» los próximos días. En estos momentos -después de que quedasen cargadas todas las vacantes en la aplicación informática a la que tienen acceso los 360 centros públicos de ESO, Bachillerato y FP- los centros ya conocen el número de profesores que incorporan, lo que va a facilitar que puedan completar el diseño de grupos, horarios y otras cuestiones organizativas para el inicio de la actividad lectiva en los institutos de toda Galicia.

Así, el viernes está previsto que se adjudiquen los destinos finales del profesorado una vez que los centros completen los trámites administrativos; y la próxima semana estarán todos incorporados en sus respectivos centros con motivo del arranque del curso de Secundaria el miércoles día 23.

Protocolo Necesidades Educativas Especiales

Asimismo, el comité clínico le dio el visto bueno al Protocolo específico para alumnado con necesidades educativas especiales que -tomando como base el que ya rige en la enseñanza gallega- busca articular una respuesta más idónea y concreta a la atención a la diversidad en el actual contexto covid.

Después de escuchar a los expertos y a los colectivos de atención a la diversidad, así como de tener en cuenta las recomendaciones y pautas sanitarias de obligado cumplimiento, el documento recoge una serie de medidas específicas que ayudará a reforzar la seguridad en las aulas para estos alumnos.

Protocolo de comedores escolares

El comité clínico aprobó también el Protocolo de prevención del Covid-19 en los comedores de los centros educativos no universitarios, un documento elaborado con las aportaciones de asociaciones de madres y padres, con el que se busca reforzar la seguridad sanitaria en la prestación del servicio al tiempo que ofrecer seguridad jurídica a las entidades que gestionan este servicio complementario.

Entre las principales líneas destaca la limitación de aforo con el objetivo de garantizar la separación de al menos metro y medio de distancia sentados en diagonal (el alumnado que conforma grupos estables de convivencia podrá comer agrupado sin guardar distancia); y la posibilidad de incrementar el número de turnos de comedor, de emplear otros espacios o de instalar mamparas cuando no sea posible garantizar la distancia de seguridad.

En cuanto a los alumnos, será obligatorio el uso de mascarilla excepto en el momento específico de la alimentación, y ocupar un sitio fijo en el comedor y registrar el lugar que ocupa cada uno (esto último con el objetivo de facilitar la localización de contactos en caso de brotes). Además, el equipo covid del centro dispondrá de un plano de situación del comedor con los puestos fijos asignados a cada uno de los alumnos, y hará un control diario de asistencia.

En cuanto al personal, también deberá emplear mascarilla de protección en todo momento, realizar el cuestionario de autoevaluación del Covid antes de cada jornada.

Por otro lado, también se validaron por parte del comité clínico las medidas voluntarias que fueron anunciadas a lo largo de los últimos días (semipresencialidad, uso de mamparas protectoras,…) con el objeto de dar cobertura jurídica y certeza de que las medidas implementadas cuentan con el preciso aval sanitario en la búsqueda de retorno seguro a las aulas.