La Xunta advierte que limitar la subida de los alquileres en un 2% es una medida «ineficaz y discriminatoria»

La conselleira durante su intervención.

Ángeles Vázquez aclara en Vigo que la propuesta del Gobierno central solo se podrá aplicar a aquellos contratos que deban renovarse en los próximos tres meses, es decir, antes del 30 de junio

La Xunta señala que la medida de limitar la subida de los alquileres en un máximo del 2%, incluida en el plan de choque del Gobierno central, es “ineficaz y discriminatoria”. Así lo puso de manifiesto en Vigo la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, acompañada por el director general del Instituto Galego da Vivenda e Solo, Heriberto García, que intervino en el desayuno informativo organizado por la Asociación de Constructores de Pontevedra.

Aclaró que esta medida anunciada ayer no tendrá efectividad al estar limitada a un período muy breve, ya que solo se podrá aplicar en un período de 3 meses, hasta el 30 de junio; al tiempo que es discriminatoria, al solo afectar a los contratos que deban renovarse en ese período.

La conselleira indicó que, además de desconocer se existen otros requisitos adicionales, “no hay mucha luz sobre la duración de la limitación”. Es decir, si se podrá mantener todo el año o se podrá actualizarse con la siguiente renovación.

Según manifestó Vázquez Mejuto, este tipo de medidas “lo único que dan es incertidumbre e inseguridad jurídica a los propietarios de viviendas”, lo que provocará y despertará ciertos recelos a la hora de ofrecer los inmuebles de su propiedad en el mercado del alquiler.

La conselleira indicó que el Gobierno central “tiene como costumbre anunciar medidas sin ponderar la efectividad u oportunidad” de las mismas y esta -la limitación del 2%- es una nueva muestra; pues “presentan una medida lineal y eluden hacer una valoración de la situación que atraviesan tanto el propietario como el inquilino”. En ese sentido, la conselleira vaticinó que sería eficaz para las personas con ingresos más bajos; pero tal y como está planteada es igual para todos, con independencia del nivel de ingresos y de las características del inmueble.

Ángeles Vázquez destacó que la construcción lleva tiempo señalando dificultades que afectan al sector y que, si cabe, se agudizaron por la situación actual, marcada por el conflicto bélico en Ucrania, el incremento de los precios del transporte, el precio elevado de la energía, etc.

Ante este escenario, adelantó que desde Galicia se solicitará la celebración de una conferencia sectorial para demandar al Gobierno una flexibilización de los plazos fijados en los distintos programas en materia de vivienda y que cuentan con fondos europeos NextGenerationUE. Indicó que si la situación no mejora, y se agrava o mantienen las condiciones que hoy ya afectan al sector de la construcción residencial, las obras no pueden avanzar al ritmo deseado, por lo que los plazos para certificar y justificar las actuaciones que les acredita el acceso a la ayuda concedida se verán comprometidos.

La Xunta no puede dar la espalda a un sector que es clave y un motor importante de la recuperación económica y social; y por eso fue una comunidad pionera a la hora de adoptar medidas para garantizar la viabilidad de los contratos públicos.

Esta solución permite establecer compensaciones a las empresas adjudicatarias ante el incremento exponencial del precio de los materiales; por lo que -además de garantizar la viabilidad de las obras y de las actuaciones públicas- también se mantienen los empleos y puestos de trabajo directos e indirectos, asociados a las mismas.

Por último, la conselleira lamentó que esta visión no sea compartida por el Gobierno central, que optó por poner un recurso e impedimentos que “lo único que provocan es una pérdida de tiempo, un factor de gran valor en los tiempos que corren”, añadió.