La Xunta activará nuevas ayudas para los autónomos en octubre

La administración autonómica toma esta decisión tras el «fracaso» del tercer plan de rescate del Gobierno central

La conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, hacía en las últimas horas un balance “decepcionante y preocupante” del 3º plan de rescate que la Xunta gestiona con los 234 millones de euros procedentes del Estado y con las condiciones “restrictivas” que este impone para la entrega de las ayudas.

Lorenzana ha informado de que a día de hoy apenas se recibieron 5.562 solicitudes para optar las ayudas del tercer plan. “En la situación actual estamos hablando de que aproximadamente el 50% del presupuesto asignado quedaría sin ejecutar por no haberse recibido un número suficiente de peticiones”, ha remarcado. En este sentido subraya que ni tan siquiera la prórroga habilitada por la Xunta para intentar de llegar la más personas pudo evitar que el plan llegara al punto de estancamiento en el que se encuentra en la actualidad. En los dos meses y medio de prolongación del plazo que vence este 30 de septiembre llegaron a la Xunta algo más de 1.300 solicitudes nuevas, un promedio de 17 al día.

El carácter excesivamente restrictivo del Real Decreto con el que el Gobierno impuso las condiciones para acceder las ayudas por valor de 234 millones de fondos del Estado que correspondieron a Galicia, hace que el balance que hace del mismo Lorenzana a día de hoy sea “decepcionante y preocupante”.

La conselleira ha recordado que con el 1º y 2º planes activados por la Xunta con fondos autonómicos ocurrió “todo lo contrario”. En los dos primeros planes de rescate la Xunta tramitó 80.000 ayudas frente las 5.562 del 3º dotados con fondos estatales, un 93% menos. Estas diferencias se aprecian también por provincias. Tal y como desgranó la conselleira, en el caso de A Coruña se presentaron al 3º 2.010 solicitudes frente las más de 31.600 de los dos primeros; en la provincia de Lugo fueron 734 frente a las 10.228 de los rescates de la Xunta; en la de Ourense 650 frente a 10.302; y en la provincia de Pontevedra, 2.061 solicitudes a dos días de vencer el plazo del 3º plan de rescate frente las 30.000 de los precedentes.

Dos trabas principales

Lorenzana detalló que son dos las principales trabas con las que se están topando las personas trabajadoras autónomas y empresas gallegas para acceder al dinero: el deber de destinar el importe total de las ayudas al abono de las deudas y, en segundo lugar, el límite de las cuantías que en el caso de los trabajadores por cuenta propia que tributan por módulos quedan congeladas en los 3.000 euros mientras las grandes firmas pueden optar a cuantías mucho mayores de hasta 200.000 euros.

“Es un plan pensado para las grandes empresas”, subrayó la conselleira, preocupada ya que la configuración empresarial gallega determina que el 97% del tejido productivo está integrado por autónomos y microempresas.

Lorenzana cree que las tres rectificaciones del Real Decreto que regula las ayudas del Gobierno central, que gestionan las Comunidades Autónomas, han sido “insuficientes”. La última de estas modificaciones se produjo el pasado 15 de septiembre “ante la presión social y política por parte de los gobiernos autonómicos y organizaciones sectoriales”, recalcó. Los cambios se limitaron a ampliar el plazo de las deudas pendientes que se pueden cubrir con cargo las ayudas ( inicialmente las contraídas entre lo 1 de marzo de 2020 hasta el 31 de mayo de 2021, ahora hasta el 30 de septiembre de 2021) y, por otra parte, a permitir el empleo de las ayudas para compensar las pérdidas contables de sociedades.

Se excluye una vez más a los autónomos que no tienen sociedades y, por lo tanto, no pueden acreditar pérdidas contables, imposibilitando que se puedan beneficiar de esta rectificación”, criticó la titular de Empleo en la Xunta.

Nueva orden en octubre

Para tratar de evitar que la mitad del dinero del 3º plan de rescate queden sin ejecutar, Lorenzana anunció que en la segunda quincena de octubre, una vez finalizado el plazo y tramitadas el 100% de las solicitudes recibidas, la Xunta realizará una nueva convocatoria con los fondos sobrantes. En la misma se incorporarán las últimas modificaciones introducidas el 15 de septiembre por el Gobierno en el Real Decreto. “Queremos seguir inyectando recursos, sin condicionantes, que aporten liquidez a los negocios y contribuyan a la generación de empleo”, insistió la conselleira.

Para conseguirlo, el Gobierno gallego empleará toda la margen de maniobra que permitan los nuevos criterios con el objetivo de que Galicia no pierda ningún recurso destinado a sus empresas.

En las próximas semanas se celebrarán nuevas reuniones con el Diálogo Social y la Mesa del Empleo Autónomo para encontrar nuevas fórmulas interpretativas de la normativa estatal que permitan sortear las trabas burocráticas, agilizar los trámites y facilitar el acceso a las ayudas al mayor número de personas beneficiarias.