Oscilarán entre los 22.900 y los 25.000 euros anuales por investigador en función de la modalidad, a los que hay que añadir hasta 6.000 euros más para estancias de tres meses en el extranjero

La Xunta de Galicia acaba de resolver la formalización de 100 contratos predoctorales para científicos que desarrollen su labor de investigación en las tres universidades del Sistema Universitario Gallego (SUG), y, de este modo, garantizar su formación inicial en los organismos públicos de investigación de Galicia y en otras entidades del sistema gallego de I+D+i con una duración de tres años. Dieciocho de estos contratos se han formalizado con la Universidad de Vigo.

El Gobierno gallego destinará un total de 8,1 millones de euros a la financiación de estos contratos hasta 2023, que tienen como principal objetivo seguir dotando el sistema de estabilidad e impulsando su excelencia. La modalidad A de esta convocatoria en el ámbito de las universidades del SUG está cofinanciada por el programa operativo FSE Galicia 2014-2020.

El programa de contratos predoctorales fomenta la formación del personal investigador desde etapas iniciales (preparación de la tesis doctoral), partiendo de la base de que, mediante procesos formativos estables, adquirirán las habilidades propias del personal investigador. Además, permite que el sistema alcance una dimensión de sus recursos humanos de investigación comparable a otros países europeos.

De los 100 contratos predoctorales concedidos, 57 se corresponden con la modalidad A. Estas ayudas –dotadas con 25.000 euros anuales por contrato desde este año hasta el 2023– están enfocadas a potenciar las trayectorias de investigación vinculadas a las áreas estratégicas según los objetivos definidos en la Estrategia de especialización inteligente de Galicia RIS3, para mejorar la competitividad, el crecimiento económico y el empleo sostenible a través de la innovación, y que orientarán las políticas de cohesión de la Unión Europea para el período 2014-2020.

Las 43 ayudas restantes -con un importe de 22.900 euros anuales por investigador- se corresponden con la modalidad B, que busca garantizar la representación de todas las ramas del conocimiento, estableciendo en el ámbito de las universidades del SUG un número de plazas para aquellas áreas que se encuentran con más dificultades de encaje directo en los sectores productivos, pero que resultan fundamentales para el crecimiento sostenible de una economía basada en el conocimiento.

Además, todos los contratos de las personas investigadoras que lo solicitaron incluyen estancias de tres meses de duración en el extranjero con un importe máximo, a mayores, de 6.000 euros, en función del destino.