La superluna de junio atrae a los furtivos de Vigo

La Policía Local detiene en la última semana hasta a 6 personas, todas ellas naturales de la ciudad, incautándoles kilos de marisco extraídos aprovechando las mareas bajas provocadas por el fenómeno

Hasta 6 vigueses han sido detenidos en las últimas jornadas en labores contra el furtivismo realizadas por el Guarda Rural de la Cofradía de Pescadores en colaboración con agentes de la Unidad Ejecutiva de la Policía Local de Vigo.   

De modo coordinado, desde el pasado día 14, los agentes realizaron servicio de control y apoyo al Guarda Rural con motivo de la superluna de junio, la cual provocaba que las mareas bajas sean muy grandes.

Ese mismo día, a las 23.50 horas, el Guarda Rural en la playa de la Punta interceptó a un furtivo, de Vigo y 58 años de edad, con una bolsa de almeja que, intervenida, arrojó un peso de 2 kg.

El día 15, ambos efectivos en labor coordinada, a las 12.30 horas y en el desarrollo de las operaciones de vigilancia, observaron en la playa de la ETEA a dos varones recogiendo almeja e introduciéndola en bolsas plásticas, para posteriormente introducirlas en una mochila negra. A la salida del agua fueron interceptados por el Guarda Rural siéndoles intervenidas las almejas, que arrojaron un peso de 3,345 kg y dos sachos pequeños para su extracción, haciéndose cargo el mismo de su posterior siembra e incautación de utensilios, así como de cubrir el acta propuesta de sanción. Se trataba de dos varones de Vigo de 77 y 50 años de edad.

El día 16, a las 13.00 horas, observaron en la playa de A Lagoa a tres personas recogiendo almeja. Dos varones tenían la almeja amontonada en la arena para su posterior recogida que, una vez incautada, arrojó un peso de 1,720 kg.

Identificados resultaron de Vigo y de 48 y 44 años de edad.

Asimismo, en la zona de las rocas, una mujer cogía la almeja y la metía en una redecilla, arrojando el material ocupado un peso de 3,880 kg. Identificada resulto ser de Vigo y de 73 años de edad, siendo la almeja devuelta al mar por el Guarda Rural.


De todas las actuaciones se encargó el Guarda Rural de dar cuenta a la autoridad competente para sanción y entregar los utensilios intervenidos.