La Policía Local detiene un conductor positivo en alcoholemia y que agredió a un agente

El hombre comenzó a comportarse de forma agresiva, se abalanzó sobre uno de los agentes e intentó golpearle con el puño en la cara

La Policía Local ha detenido a un vecino de Vigo, natural de Chile y de 39 años, como presunto autor de un delito de atentado, tras intentar agredir a los agentes que le hicieron una prueba de alcoholemia en la que había dado positivo.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del domingo, cuando una dotación sorprendió al conductor de una furgoneta intentando aparcar en la calle Joaquín Loriga. Los testigos informaron a los agentes de que el conductor llevaba más de media hora tratando de estacionar, dando bruscos acelerones y frenadas, y que podría encontrarse bajo los efectos del alcohol.

Los agentes identificaron al sospechoso y le informaron de que sería sometido a un test. A pesar de que le explicaron varias veces cómo tenía que hacer la prueba, el hombre no se mostraba dispuesto a colaborar, hizo varios intentos fallidos e incluso intentó abandonar el lugar.

Finalmente, lograron hacerle el test, que arrojó un resultado positivo de 0.80 y 0,75 mg/l, lo que excede el límite penal, por lo que fue denunciado por un supuesto delito contra la seguridad vial. Al informarle de que se iban a instruir diligencias penales, el hombre comenzó a comportarse de forma agresiva, se abalanzó sobre uno de los agentes e intentó golpearle con el puño en la cara. El policía logró esquivarlo y los agentes procedieron a inmovilizarlo y detenerlo.