La Policía Autonómica detiene a tres personas y desarticula una organización que proporcionaba certificados falsos de PCR y antígenos

Los certificados contaban además con el logo de las clínicas y con un código QR, aparentando todos los requisitos legales para viajar al extranjero, pero realmente carecía de validez legal

Agentes de la sección de Investigación de la Jefatura de la Policía Autonómica, desarticularon una organización que proporcionaba a los pacientes certificados falsos de pruebas PCR y antígenos. En el marco de la investigación denominada “Operación Xermánica”, detuvieron a 3 personas y está imputada una cuarta personas por delitos contra la salude pública, organización criminal, falsedad documental, usurpación de funciones públicas, intrusismo, suplantación de identidad y estafa.

La investigación se inició en enero, cuando la Consellería de Sanidad solicitó la colaboración de la Policía Autonómica, tras detectar que una clínica del ayuntamiento de Ames, presuntamente, manipuló el resultado de una prueba diagnóstica COVID. Las pesquisas llevadas a cabo permitieron localizar un total de 3 sedes de la citada organización, una de las cuales ya no contaba con actividad en el momento de la investigación, mientras tanto, las otras dos sedes continuaban con las tomas de muestras y con la emisión de los certificados falsos de las pruebas COVID, una clínica en O Milladoiro-Ames y otra en Vilagarcía de Arousa.

Los certificados contaban además con el luego de las clínicas y con un código QR, aparentando todos los requisitos legales para viajar al extranjero, pero realmente sin validez legal. Ninguna de las clínicas contaba con los requisitos sanitarios legales para su funcionamiento como centro sanitario y una parte de los trabajadores carecía de la titulación sanitaria necesaria. Tampoco cumplían con los requisitos dictados por la Ley de Protección de Datos.

Las instalaciones simulaban un verdadero Centro Sanitario, contaban con carteles informativos en la fachada y en las cercanías, con publicidad en el periódico, en las redes sociales y con página web propia. Realizaban la toma de la muestra y emitían un certificado simulado con el resultado de la prueba. Además hacían firmar al paciente un consentimiento informado y un documento de Protección de datos. El coste de la prueba oscilaba entre 30€, cuando se trataba de un test de antígenos, y 120€ si la prueba efectuada era una PCR.


Tras identificar a los miembros de la red criminal, se llevó a cabo un operativo que permitió la detención de todos ellos. La operación Xermánica, que continua abierta, culminó con la detención del considerado líder de la organización criminal, que operaba desde su sede en Milladoiro-Ames.

La Policía Autonómica consiguió documentar aproximadamente unas 4.000 falsedades documentales dentro de los expedientes incautados en los registros realizados. Los agentes actuantes tienen constancia que la trama expidió un mayor número de certificados, pero parte de esta documentación fue destruida y no se conservan copias de los archivos en papel.

La actividad de esta trama se inició como debido a las restricciones sanitarias de la pandemia se comenzó a exigir el certificado PCR o de antígenos para poder viajar. Con la imagen de solvencia que daba la Organización fueron una clínica de referencia en Santiago de Compostela para muchas empresas que recomendaban a los viajeros este centro sanitario (albergues, hoteles, estaciones de viajeros, aeropuerto, etc.)