La petición contra el «ruidoso parque temático» de Navidad de Vigo suma medio millar de firmas

«Durante estos tres meses no podemos descansar, convivir o trabajar como lo hacen los demás vecinos de la ciudad», apuntan al tiempo que lamentan que «tampoco podemos acceder a nuestras viviendas, centros de trabajo o servicios sociales como los demás vigueses»

Cerca de medio millar de personas han respaldado ya la campaña iniciada a través de Change.org por un grupo de vecinos del centro de Vigo disconformes con la actual forma de entender la Navidad en la urbe. «Pedimos el derecho a unas Navidades dignas y felices para todos los vecinos de Vigo por igual. Parque temático sí, pero en el lugar adecuado, sin limitar o anular los derechos fundamentales de los vecinos de la ciudad», explican en su petición, que suma cientos de adhesiones en su primer día.

Los vecinos subrayan que las Navidades de Vigo duran tres meses «desde que se inicia la instalación del parque temático hasta que se desmonta». Dicho parque incluye «mercadillo, noria gigante, atracciones, árbol de Navidad, pista de hielo y un largo etcétera de atracciones con sus correspondientes bandas sonoras y el inevitable corte de calles», todo lo cual hace del centro de la ciudad durante estas fiestas «un lugar verdaderamente incómodo para vivir».

«Durante estos tres meses no podemos descansar, convivir o trabajar como lo hacen los demás vecinos de la ciudad», apuntan al tiempo que lamentan que «tampoco podemos acceder a nuestras viviendas, centros de trabajo o servicios sociales como los demás vigueses».

«Nos cortan las calles, nos limitan los accesos y nos someten durante dos meses de forma continua a un ruido constante, durante muchas horas al día. Música, melodías, pitidos, bocinas y gritos. Condicionan también el tiempo y el acceso de los servicios de emergencia a nuestros hogares o centro de trabajo», relatan.

Por todo ello, porque les gustaría «comer o cenar sin ruidos atronadores de villancicos, sirenas o gritos» que impiden tener una conversación en casa, que impiden «dormir, descansar, trabajar o estudiar, en definitiva; vivir», piden a más ciudadanos «hastiados» que se unan a una petición que quiere «unas Navidades dignas y felices para todos los vecinos de Vigo por igual».