La mitad de los varones en la UVigo no ve violencia contra la mujer en pagar por sexo

Imagen de portada del estudio

El estudio elaborado con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer detecta un bajísimo índice de consumo de prostitución entre los participantes: 2,5% entre el alumnado y 3,8% entre el personal docente e investigador

La mitad de los hombre de la comunidad universitaria de Vigo no considera una forma de violencia contra las mujeres pagar a cambio de mantener relaciones sexuales, según un estudio publicado por la institución académica con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En este sentido, Águeda Gómez, directora de la Unidad de Igualdad de la UVigo, destaca que el estudio produce respuestas «contradictorias o paradójicas», ya que los encuestados consideran que la mayor violencia contra una mujer es obligarla a prostituirse pero solo la mitad observa como algo negativo ese pago por mantener relación sexuales.

Gómez insiste que «la prostitución produce actitudes ambivalentes, contradictorias e incoherentes entre los encuestados». Así, se detectó un bajísimo índice de consumo de prostitución entre los participantes (2,5% entre el alumnado y 3,8% entre el PDI), frente del 35% de la población masculina estatal. Por el contrario, a pesar de ese bajo consumo, solo el 50,3% cree que pagar por mantener relación sexuales puede ser considerado violencia contra las mujeres.

Respeto de las razones por las que un hombre acude a sexo comercial, las motivaciones señaladas oscilan entre los que consideran que es por ocio y para experimentar (64%), por comodidad (50%) o para dominar en la relación (47%). Es decir, los encuestados aluden al hecho de que los varones consumen prostitución por razones vinculadas al ocio y la banalización de la «compra» de emociones y al «mito» de la supuesta naturaleza sexual de los hombres.

El 50% de los encuestados considera que la solución a los problemas del fenómeno de la prostitución es optar por legalizar la prostitución, aunque hay diferencias por edad: los más nuevos no están tan de acuerdo como los mayores de 35 años en este sentido. «Si comparamos estos resultados con la media estatal derivada del estudio que la empresa 40dB hizo en el año 2018, podemos observar que en nuestra Universidad los hombres que apoyan legalizar la prostitución son el 50% frente al 60,4% a nivel estatal», apunta Gómez.

Respecto a medidas tales como que el estado facilite alternativas socioeconómicas las mujeres en prostitución, casi la totalidad (96,2%) la considera una buena opción frente al 74,8% en la encuesta a nivel estatal muestran estar muy de acuerdo o de acuerdo.