La investigación concluye que el trágico incendio de Alfonso X no fue intencionado

Foto: @G24Noticias

La Científica determina que el fuego de Vigo se inició en el cuadro eléctrico del portal, agravándose por la presencia en el lugar de una motocicleta y otros objetos

El trágico incendio que el mes pasado se cobraba la vida de una madre y tres de sus hijos en un edificio de Alfonso X en Vigo no fue intencionado. Así se determina de la investigación que ha llevado a cabo la Policía Científica, que apunta a que el fuego se inició en el cuadro eléctrico ubicado en el portal del inmueble, agravándose por la presencia de una motocicleta en el lugar.

Este informe, pendiente de ser enviado al juzgado de Instrucción número 1 de Vigo, confirma así las primeras impresiones de la Policía y descarta las acusaciones que se vertieron sobre un antiguo vecino por parte de algunos moradores de este edificio, okupado en el momento del incendio.

La Policía llegó incluso a investigar al antiguo vecino. No obstante, descartó su autoría al geolocalizar su teléfono móvil y comprobar que se encontraba fuera de la ciudad cuando se produjo el dramático suceso.

En este marco, cabe recordar que los Bomberos de Vigo ya había alertado en al menos uno de los informes que remitieron al Ayuntamiento tras intervenir en diferentes ocasiones el inmueble que éste se encontraba en muy malas condiciones.

El portal del edificio, ahora precintado, servía de aparcamiento antes del incendio para una moto y bicicletas, y de trastero para la acumulación de enseres por parte de los vecinos. Cuando el fuego se desató, todo este material contribuyó a avivar las llamas.