Sustrajeron las tarjetas en los vestuarios de la empresa, realizando luego las adquisiciones online con otra identidad

La Guardia Civil investiga penalmente a una pareja de Redondela (Pontevedra) que, supuestamente, realizó compras fraudulentas por internet empleando tarjetas bancarias robadas. El valor de las compras realizadas ascendería hasta los 3.000 euros.

La investigación, realizada por los efectivos de Moaña, se inició con el aviso de un vecino del municipio que denunció el aviso online de una compra que no había realizado.

Tras indagar un poco, la investigación se centró en el entorno laboral de ese vecino, toda vez que a otras cinco personas de la misma empresa les había sucedido lo mismo.

Finalmente, la Guardia Civil descubrió que un trabajador de la limpieza había accedido a los vestuarios y había sustraído, al menos, las tarjetas de cuatro personas. El presunto estafador realizaba esas compras a través del teléfono móvil de su pareja, y las recibían en su domicilio de Redondela, aunque a nombre de otra persona, para encubrir sus identidades.

Ambos están siendo investigados por un supuesto delito de estafa, otro de hurto y por usurpación de identidad.