Supuestamente falsificaba la documentación del material que suministraba a un establecimiento comercial autorizado en el sur de la provincia de Pontevedra.

La Guardia Civil investiga por un delito de falsificación documental al responsable y tres trabajadores de una empresa pirotécnica de la provincia de Barcelona, que suministraba material a un comercio autorizado en el sur de la provincia de Pontevedra, con documentación supuestamente falsificada.

La investigación, como detallen fuentes del instituto armado, corre a cargo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Tui, y se inició a raíz de una inspección en el establecimiento de Pontevedra, donde se incautaron 225 kilos de material pirotécnico cuando la capacidad máxima de almacenamiento autorizada es de 50.

Al sospechar que tanto los albaranes como las cartas de porte que amparaban la compra y transporte de estos productos podrían estar manipulados o ser falsos, se realizó con autorización judicial una inspección en el establecimiento proveedor, ubicado en la provincia de Barcelona, donde se detectaron irregularidades en los asientos contables de la empresa.

En el transcurso de la inspección, la Guardia Civil se incautó de diversa documentación y soportes informáticos, que junto con el análisis de los tacógrafos de los vehículos que transportaban la mercancía reforzaron los indicios sobre la presunta falsificación documental que se estaba investigando.

Con este modus operandi se posibilitaba que el establecimiento comercial, situado en el sur de la provincia de Pontevedra, pudiese almacenar ilegalmente una cantidad superior a la autorizada, lo que podía suponer un serio peligro para la seguridad ciudadana.

Las pesquisas de la Guardia Civil concluyeron con la investigación penal del responsable y los tres empleados de la empresa proveedora por un delito de falsedad documental y la denuncia administrativa del propietario del local comercial en Pontevedra.