La Fiscalía rechaza el indulto del exfuncionario condenado por ‘enchufar’ a una cuñada de Carmela Silva

Carmela Silva.

«La pena impuesta es ajustada a la gravedad de los hechos y a la alarma social derivada de comportamientos delictivos por parte de un funcionario para beneficiar fuera de todo cauce legal a familiares próximos a personas que ostentan cargo público», indica el Ministerio Público

El caso del ‘enchufe’ de la cuñada Carmela Silva, actual primera teniente de alcalde y presidenta de la Diputación de Pontevedra, sigue dando noticias y avanza hacia su final. Ahora, con la denegación del indulto solicitado para el condenado por los hechos, Francisco Javier G.O., que, tras ser condenado a 5 años y tres meses de prisión, demandaba dicho indulto atendiendo, entre otras causas, a su condición de militante socialista.

Cabe recordar que tanto este ex funcionario, como un responsable de la empresa -condenado a año y medio de cárcel- fueron declarados responsables de un ‘enchufar’ a la cuñada de Carmela Silva, que cobró más de 100.000 euros de dinero público por un trabajo que no llevó nunca a cabo.

Pese a todo, el condenado solicitaba el pasado mes de febrero el indulto parcial, lo que provocó la suspensión de la ejecución de la pena de prisión en tanto no se resuelva dicha solicitud. Una petición ante la que el Ministerio Fiscal se muestra contrario, explicando, entre sus motivos, que no concurren «razones legales» para su concesión basadas en los principios de proporcionalidad y justicia.

«La pena impuesta es ajustada a la gravedad de los hechos y a la alarma social derivada de comportamientos delictivos por parte de un funcionario para beneficiar fuera de todo cauce legal a familiares próximos a personas que ostentan cargo público», indica la Fiscalía.

En este sentido, se explica que dicha conducta es «especialmente grave» porque favoreció un «enriquecimiento ilícito» de la cuñada de Silva, que recibió del erario público «cantidades de dinero por un trabajo que no realizó». No se observa en el penado ningún tipo de arrepentimiento puesto que reiteró su conducta año tras año en una sucesión de contratos con fraccionamiento del pago para aparentar una legalidad que no existía», añade el Ministerio Público.

Para la Fiscalía, este indulto solo generaría «sensación de impunidad», suponiendo «una excepción arbitraria a la ejecución de las sentencias firmes». «El caso de autos no reúne ninguna circunstancia excepcional por razones de justicia, humanidad o proporcionalidad que justifique la concesión de dicho privilegio anacrónico, ni siquiera de forma parcial, por tal motivo el Ministerio Fiscal informa de forma desfavorable a su aplicación», resalta.