La Favec exige a Vitrasa que presente una oferta digna a los trabajadores para poner fin al conflicto

Imagen de una de las movilizaciones de los trabajadores de Vitrasa.

La entidad seguirá recogiendo firmas para mostrar el descontento de los ciudadanos ante la subida de las tarifas del Vitrasa y la pérdida de calidad del servicio

Convocará una concentración si la compañía y el Concello no son capaces de llegar a un acuerdo con los empleados

La Federación de Asociaciones Vecinales de Vigo Eduardo Chao (Favec) exige a Vitrasa, la empresa concesionaria del autobús urbano de la ciudad, que, en la reunión con el comité del próximo lunes, presente una oferta de renovación de convenio digna que permita poner fin al conflicto por el bien de los trabajadores y los ciudadanos.

La presidenta de la Favec, María Pérez, urge una solución por parte de la compañía o el Concello de Vigo tras más de dos meses de huelga indefinida. “Si Vitrasa o el Ayuntamiento no son capaces de arreglar este problema, convocaremos una concentración ciudadana en febrero. Hay mucha gente afectada, que no puede ir a trabajar, a estudiar o al hospital en condiciones”, advierte.

Pérez añade que la Favec, además, continuará la campaña de recogida de firmas por las parroquias del municipio para mostrar el descontento de los ciudadanos ante la subida de las tarifas del Vitrasa tanto para viajeros con billete ordinario como usuarios de la tarjeta PassVigo, de más de un 8% de media. “Mucha gente se queja. La situación es insostenible desde hace un tiempo”, critica.

Esta acción reivindicativa también sirve para denunciar el mal estado del servicio municipal, deteriorado por la concesionaria desde 2019. “Es una vergüenza que se suban los precios del bus urbano con el beneplácito del Concello cuando la empresa lleva más de tres años sin renovar el convenio colectivo y recorta líneas y frecuencias”, denuncia.