La Comunidad Educativa del Ramón y Cajal se opone al traslado de la EIM Santa Marta a sus instalaciones

CEIP Ramón y Cajal.

Lamentan que «hasta ahora la única opción dada para su pervivencia sea su reubicación en este colegio de reducidas dimensiones y sin ningún espacio en desuso»

El claustro del CEIP Ramón y Cajal (‘Picacho’), los representantes de padres y el Anpa han rechazado por unanimidad la propuesta del Ayuntamiento de Vigo de trasladar la Escuela Infantil Santa Marta a sus instalaciones el próximo curso. Esta iniciativa, que había sido avanzada por el alcalde Abel Caballero ante la imposibilidad de mantener la guardería en el mismo lugar por las obras del Barrio del Cura, ya había sido rechazada en su momento por la dirección del ‘Picacho’ y por Inspección Educativa.

Pese a ello, el regidor olívico reiteraba su voluntad de continuar adelante con el plan, al considerar que el edificio del Ramón y Cajal es de titularidad municipal, y entendiendo que había espacio suficiente para acoger a los menores aun en época de pandemia, riesgo contra el que alertaba la Xunta de Galicia.

Ahora, y tal y como informan desde el centro en un comunicado, la Comunidad Educativa del ‘Picacho’ al completo se posiciona en una línea similar a la esgrimida por la administración autonómica, alertando de que el colegio no cuentan con aulas libres, y previniendo sobre la «incompatibilidad absoluta» con el protocolo de seguridad Covid y con el funcionamiento normal del centro.

Estas circunstancias, señalan, han sido corroboradas en una visita a las instalaciones educativas del delegado territorial de Educación, el inspector jefe provincial y el técnico de la Xunta de Galicia.

No obstante, la Comunidad Educativa mantiene «su voluntad de colaboración con el Ayuntamiento para encontrar alternativas que garanticen la continuidad de este servicio de guardería esencial para el barrio». Asimismo, lamentan que «hasta ahora la única opción dada para su pervivencia sea su reubicación en este colegio de reducidas dimensiones y sin ningún espacio en desuso».

La Escuela Infantil Municipal Santa Marta es la única para niños de 0 a 3 años que existe en el centro de Vigo y por razones de seguridad ha de cerrarse mientras que se desarrollen las obras en el Barrio del Cura, donde está instalada.

Ante esta situación, el alcalde de Vigo se descolgaba en la última semana anunciando un traspaso temporal al ‘Picacho’, al que se oponían, de inicio, la Xunta, la Inspección Educativa, sindicatos y dirección del centro. Pese a ello, y ante la negativa autonómica, el regidor redobló su apuesta afirmando su voluntad de que, después de este traspaso temporal, haría una guardería permanente en el Ramón y Cajal al tiempo que devolvería la EIM Santa Marta al Barrio del Cura cuando las obras lo permitan.