La cocina de Vigo está de enhorabuena

Foto: Silabario.

El Silabario de Vigo estrena Estrella Michelin mientras que Culler de Pau (O Grove) es uno de los tres restaurantes que logra su segunda condecoración

En un año en el que las medidas adoptadas por la pandemia han dañado severamente a la hostelería, la ‘Guía Michelin España & Portugal 2021’ sale hoy a la venta tras presentarse ayer por la noche por primera vez en un evento sin público retransmitido en directo desde la Real Casa de Correos de Madrid. Una guía que, pese al Covid, trae grandes noticias para la cocina de Vigo y su área.

Así, el Silabario de Vigo estrena Estrella Michelin mientras que Culler de Pau (O Grove) suma su segunda condecoración. De este restaurante se destaca que Javier Olleros no sólo cocina el mundo vegetal y marino de su entorno, sino que trabaja con productores para recuperar especies a través de dos huertas; de él destacan los inspectores su «sentimiento medioambiental».

En total, la guía recoge 11 restaurantes con tres estrellas Michelin, 38 con dos -tres nuevos: Bo.TiC (Corçà, Girona) y Cinc Sentits (Barcelona), además de Culler de Pau-; 203 con una -21 nuevos entre los que figura el Silabario-; 300 con el sello Bib Gourmand que reconoce la excelente relación calidad-precio -53 nuevos, de los que 47 están en España, cinco en Portugal y uno en Andorra-; 880 en la categoría El plato Michelin -105 nuevos por «una cocina de calidad»-; y 21 con la nueva estrella verde.

«Siendo un año tan complicado para la hostelería hemos seguido encontrando jóvenes valores y platos innovadores que, cada vez más en base al producto local o de proximidad, son capaces de ofrecernos un auténtico placer gastronómico», ha destacado el director internacional de las Guías Michelin, Gwendal Poullennec, que resume la ‘Guía Michelin España & Portugal 2021’ como una «singular simbiosis entre la savia fresca y los cocineros consagrados».

Asimismo, en esas primeras estrellas, entre las que se encuentra Silabario, la Guía reconoce que se trata de restaurantes que «han enamorado a los inspectores por su creatividad y por la pasión que se esconde tras cada plato».